Josep y Pere Pujol, en libertad tras declarar seis horas ante el juez

El juez De la Mata los citó en relación por la causa en la que investiga los negocios sospechosos de su hermano Jordi Pujol Ferrusola


Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del expresidente catalán Jordi Pujol, han quedado en libertad sin medidas cautelares tras declarar durante casi seis horas ante el juez de José de la Mata como imputados por un delito de blanqueo del dinero que la familia atesoraba en cuentas en Andorra, supuestamente procedente de comisiones ilegales. Según han informado fuentes jurídicas, los dos han contestado en castellano y «sin restricciones» a todas las preguntas que les han formulado el juez de la Audiencia Nacional y la teniente fiscal anticorrupción, Belén Suárez, quien no ha pedido para ellos ningún tipo de medida cautelar tras el interrogatorio.

Pere Pujol, a su llegada al juzgado
Pere Pujol, a su llegada al juzgado
El último en declarar ha sido Pere Pujol, quien ha permanecido una hora y media ante el juez, y que, a preguntas de los periodistas, ha calificado su declaración de «magnífica». Antes lo hacía Josep Pujol, que durante cuatro horas y media ha respondido a las preguntas del juez y la fiscal en el marco de la pieza secreta sobre la información que Andorra ha remitido al juzgado de De la Mata en la causa que investiga los negocios sospechosos de Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente catalán.

Tras comparecer en la Audiencia Nacional, Josep Pujol, que ha declinado hacer declaraciones al medio centenar de periodistas que aguardaban a la salida, y su hermano Pere han abandonado la sede del tribunal en un taxi que les ha recogido en la calle Génova, este último acompañado de su abogado Cristobal Martell, que ha asistido a ambos en el interrogatorio

Una larga jornada

Los hermanos Josep y Pere Pujol Ferrusola, hijos del expresidente catalán Jordi Pujol, han llegado a las 9.30 horas a la Audiencia Nacional para prestar declaración ante el juez acusados de colaborar en el blanqueo de la fortuna que acumulaba la familia en cuentas en Andorra.

Los dos han llegado acompañados de su abogado Cristobal Martell caminando por la calle García Gutierrez hasta a la sede de la Audiencia Nacional y han eludido hacer declaraciones a los periodistas antes de entrar en las instalaciones anexas, bajo el parque de la Villa de París, donde se ubican ahora las salas de declaraciones.

El juez les había citado a partir de las 10.00 horas para prestar declaración como imputados por un delito de blanqueo en el marco de la pieza secreta sobre la información que Andorra ha remitido al juzgado de De la Mata en la causa en la que investiga los negocios sospechosos de su hermano mayor Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente catalán.

Según fuentes de la investigación, el hijo mayor de los Pujol ingresó en sus cuentas de Andorra decenas de millones de euros, supuestamente procedentes de comisiones ilegales, que presuntamente luego repartía a partes iguales entre sus siete hermanos y sus padres, todos ellos imputados en diferentes causas abiertas en la Audiencia Nacional y Cataluña. De lo investigado, se desprende que el primogénito de los Pujol desvío también parte de ese dinero a otras cuentas en paraísos fiscales como Panamá, Belice, Estados Unidos, Luxemburgo y Reino Unido.

De la Mata llamó a declarar por primera vez en esta causa a Josep y Pere Pujol Ferrusola el pasado 27 de octubre, el mismo día que ordenó desplegar la operación Hades, en la que participaron 200 agentes de la Policía Nacional y en la que se practicaron quince registros en Cataluña y Madrid, entre ellos los domicilios de los dos hermanos.También se registró el domicilio familiar del expresidente Pujol, aunque solo se entró en la habitación que esos días ocupaba el hijo mayor, convaleciente de una intervención quirúrgica.

En el auto de entrada y registro, el juez afirmaba que desde que en el 2012 se le comenzó a investigar judicialmente, el hermano mayor «ha venido realizando un progresivo proceso de descapitalización de todos sus activos patrimoniales y financieros». La investigación a Jordi Pujol Ferrusola, la primera abierta a un miembro del clan familiar, se inició a raíz de la denuncia de su exnovia María Victoria Álvarez, en la que detallaba los viajes que hizo con él Andorra con mochilas llenas de billetes de 500 euros.

En la última ronda de comparecencias por esta causa, el pasado 23 de septiembre, De la Mata preguntó al empresario y exdirectivo del FC Barcelona Jaume Ferrer, imputado en esta causa y cuyo domicilio también ha sido registrado hoy, por MT TAHAT, sociedad patrimonial de Josep Pujol Ferrusola, hermano de Jordi, y que administró Ferrer cuando Josep trabajaba en el área internacional de Europraxis. Explicó que MT TAHAT compró la participación de los empresarios Carles Sumarroca Claverol y Carles Sumarroca Coixet (también afectados por los registros) en la empresa General Lab, después de que el resto de accionistas no ejercitaron la opción preferente.

Con este interrogatorio, De la Mata trataba de averiguar si dos empresas de Ferrer -Trade Management Consulting y Cientific Management- intervinieron en «operaciones de refacturación» relacionadas con Pujol Ferrusola y si estas respondían a «operaciones económicas reales» o bien parte del dinero acababa en manos del hijo del expresidente catalán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Josep y Pere Pujol, en libertad tras declarar seis horas ante el juez