Una última oportunidad


Estamos a un paso de entrar en territorio desconocido. Las instituciones del Estado se han puesto en marcha para impedir la insumisión del Parlamento catalán, como lo define el Consejo de Estado. Es su obligación defender la legalidad, restablecerla cuando se vulnera y proceder contra quienes lo hacen. Es el sostén último del Estado de derecho, y renunciar a él, como parecen pretender algunos, sería tanto como dejar que el Estado mismo se diluya. Es verdad que el desafío secesionista es en alguna medida consecuencia de un fracaso político. Y es cierto también que la respuesta debe seguir siendo prioritaria y fundamentalmente política. Pero de la misma manera que cuando fallan las medidas preventivas y las curativas se hace necesario recurrir a la cirugía, llega un momento en que hay que reforzar la voluntad política con medidas excepcionales. Lo cual no significa desistir de la política, porque en democracia nunca se puede renunciar a ella.

Una vez que el Constitucional suspenda la declaración secesionista, los independentistas tendrán una última oportunidad de desistir de la insumisión y reconducir el conflicto por los derroteros que nunca debería haber abandonado, el de la política. Porque saltarse la ley y desobedecer a las instituciones no es política. Artur Mas se esforzó ayer en intentar justificar su alocada huida hacia adelante como respuesta a la negativa de Rajoy al diálogo. Su crítica a la cerrazón del Gobierno puede ser compartida, pero jamás será una razón para saltarse la ley. Porque fuera de la ley no hay diálogo posible. Esa es una de las líneas que no debería traspasar y que debía tener en mente cuando ayer dijo que no está dispuesto a hacer lo que sea para ser presidente. Aún está a tiempo de soltar la mano de la CUP, que lo lleva al abismo, desandar el camino a ninguna parte y retornar a la senda de la legalidad. Es su última oportunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Una última oportunidad