Los yihadistas detenidos querían asesinar a policías y judíos en Madrid

melchor saiz-pardo MADRID / COLPISA

ESPAÑA

benito ordoñez

Buscaban armas para atacar de inmediato en nombre del Estado Islámico

04 nov 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Lo tenían claro. Su misión no era la de captar yihadistas para combatir en Siria o Irak, como las células desarticuladas en los últimos golpes policiales. Su sueño, sin descartar hacer proselitismo de la guerra santa en España, era repetir los ataques terroristas de París del pasado enero. Su inspiración, y así lo dejaban claro en sus conversaciones, eran los mártires Said y Chérif Kouachi y Amedy Coulibaly, los terroristas que, de forma coordinada, perpetraron en París la masacre del semanario Charlie Hebdo, mataron a dos policías y terminaron asesinando a cuatro judíos durante el secuestro de un supermercado kosher en Porte de Vincennes.

Como los terroristas de Francia, los tres marroquíes capturados en Madrid tenían como «objetivo inminente» morir matando a agentes de las fuerzas de seguridad o atentando contra intereses hebreos en la capital de España. Todo en nombre del autodenominado Estado Islámico, con el que nunca les hizo falta mantener una relación directa porque les bastaba seguir sus órdenes a través de Internet. Esta célula de lobos solitarios y adoctrinados en las redes sociales -ninguno de ellos había viajado a Oriente Próximo- incluso había comenzado las gestiones para hacerse con armas de fuego en una de las zonas más deprimidas de Madrid, la Cañada Real, el mayor supermercado de la droga de España, donde vivía el líder del grupo, quien mantenía contactos con clanes de delincuentes comunes.

Esta disposición a entrar en acción en breve, fuera con pistolas o con cuchillos, hizo que la comisaría general de información y el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu decidieran desatar la redada de «forma urgente». «Los integrantes de la célula, individuos muy imprevisibles, presentaban indicadores de máximo riesgo, y se había detectado su voluntad plena de pasar a la acción y llevar a cabo actos terroristas», destacó el Ministerio del Interior.