Rajoy: «España ha superado la crisis sin que nadie se quedase al borde del camino»

El Consejo de Ministros aprueba el decreto de convocatoria de elecciones para el 20 de diciembre. El presidente define la legislatura que termina como «una de las más intensas de la democracia»

Rajoy da por cumplidos sus compromisos El presidente del Gobierno hace balance de la legislatura

Madrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado este lunes que puede decir «con orgullo» que en esta legislatura el país «ha demostrado su energía y su enorme capacidad de superación para sobreponerse en tiempo récord a una situación delicadísima». En su comparecencia ante la prensa tras el Consejo de Ministros que ha aprobado el decreto de convocatoria de las elecciones generales para el 20 de diciembre, Rajoy ha hecho esta primera reflexión sobre la legislatura que acaba, una de «las más intensas de la democracia». 

Un período en cuyos dos primeros años, ha dicho, se ha logrado cambiar el rumbo de la economía, mientras en los dos siguientes se ha conseguido «avanzar en empleo, crecimiento y confianza». Ha asegurado que «España ha sabido superar la mayor crisis sin que nadie quedara al borde del camino». Rajoy ha recordado que España estaba en 2011 en una «caída sin freno» que le condenaba a la quiebra, la salida del euro o el rescate si alguien no ponía remedio. «Era preciso detenerla y cambiar el rumbo», ha dicho. Gracias a las reformas, ha dicho Rajoy, España ha pasado de vivir bajo la amenaza del rescate a despertar confianza, de la recesión más larga al crecimiento más alto de la UE y de la destrucción de empleo a la creación de puestos de trabajo más alta de historia.

«Ha sido un orgullo y un honor presidir el Gobierno de este gran país», ha dicho Rajoy en su intervención, en la que ha subrayado el «cambio intenso» que ha registrado el país en estos años gracias a las medidas tomadas, muchas de ellas, ha admitido, «impopulares», pero llevadas a cabo «con orden y determinación». Ha valorado también la estabilidad con la que se han podido acometer las reformas gracias al «sólido apoyo parlamentario» del PP, que también ha sido, ha dicho, «decisivo para recuperar la confianza en España».

Rajoy ha asegurado que su Gobierno «siempre» ha mantenido el diálogo con la oposición y los interlocutores sociales, y entre los acuerdos alcanzados ha destacado el pacto contra el terrorismo yihadista, la ley de seguridad nacional o el programa para parados de larga duración. Y ha subrayado asimismo el diálogo que el Gobierno central ha mantenido con las demás administraciones públicas, a las que se ha ayudado con instrumentos como el Fondo de Liquidez Autonómica o los planes de pago a proveedores.

En épocas difíciles como este periodo se demuestra «el temple y la fortaleza de las personas y de las naciones» y «la nación española», ha subrayado Rajoy, «ha vuelto a dar muestra de su extraordinario potencial y de su afán de superación». «Hemos demostrado al mundo y sobre todo a nosotros mismos entereza, responsabilidad y profundo sentido de la responsabilidad», ha dicho. Además, tras subrayar la «sólida voluntad colectiva» que ha habido por parte de todos para hacer frente a las dificultades y «enderezar el ritmo», Rajoy ha augurado para España, si ese ritmo se mantiene «con firmeza», un «largo periodo de crecimiento y bienestar como no lo ha conocido nunca». «Nuestro sistema del bienestar ha conseguido conjurar la amenaza de la quiebra, una amenaza más que real cuando los ingresos públicos se hundieron en nuestro país en 70.000 millones de euros», ha enfatizado.

Ha reiterado que en esta legislatura «España ha cambiado de cara» al pasar de la recesión al mayor crecimiento entre los países grandes del euro -la previsión del Gobierno es que el PIB de España avanzará el 3,3 % en 2015. Un crecimiento que, a diferencia de otras ocasiones, se hace «de forma equilibrada y sostenida» y no por la vía del endeudamiento -ha subrayado- sino la de la competitividad y la exportación.

 Mercado laboral

Rajoy ha explicado que la mejora del mercado laboral, que ha pasado de destruir 1.430 empleos diarios en 2011 a crear 1.492 en 2015, justifica todas las reformas puestas en marcha. Esta mejora del empleo ha sido posible, en su opinión, «no sólo por las políticas y reformas adoptadas en materia laboral, sino también en otros ámbitos». Ha indicado que los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), relativa al tercer trimestre del año, «permiten prever que 2015 será el año de mayor reducción del desempleo de la historia de España». Estos datos, ha añadido, «avalan la reforma laboral, aprobada al inicio de la legislatura, que permite que el empleo no sea el primer recurso al que se acogen las empresas para adaptarse a los cambios de la situación económica».

Así, ha recordado que en el tercer trimestre se han marcado «cifras récord de reducción del paro, con 298.200 personas menos en el trimestre y 576.900 en el último año, lo que supone una caída anual del 10,6 %, un dato que resalta porque »nunca antes se había conseguido reducir tanto el paro en un solo año».

Deuda pública

Rajoy también se ha referido a la evolución de la deuda pública, para cifrar en 20.000 millones de euros el ahorro que ha supuesto para España la caída de los intereses, lo que equivale al aumento del gasto en pensiones o lo que va a destinar el país el próximo año en prestaciones por desempleo. Y todo ello porque gracias a las medidas adoptadas por el Ejecutivo, Rajoy ha destacado que la prima de riesgo o el sobrecoste que exigen los inversores por comprar deuda española frente a la alemana se ha reducido a unos 110 puntos básicos. «La prima de riesgo se ha desplomado y nadie habla ya en nuestro país de ella», ha asegurado.

«Mi cabeza está bien situada»

El jefe del Gobierno ha afirmado que no es momento de hablar de pactos pero, ante la posibilidad de que partidos como Ciudadanos pongan como condición para pactar con el PP que él no sea presidente, ha dicho: «Mi cabeza está bien situada y no pienso dejar que nadie la cambie de sitio». Lo ha hecho al ser preguntado si aceptaría renunciar a la Presidencia del Gobierno en el caso de que Ciudadanos pidiera su «cabeza» para un pacto. «Yo pretendo seguir vivo una larga temporada y que usted lo vea. Mi cabeza está bien situada y no pienso dejar que nadie la cambie de sitio», ha asegurado el presidente del Gobierno.

Rajoy ha apuntado que es el mejor candidato para el Partido Popular ya que, ha señalado, si no lo creyera no se presentaría a la reelección el 20 de diciembre. Ha dicho que trabajará para que el PP vuelva a merecer la confianza de los españoles y ha insistido en que es partidario de que gobierne siempre la formación política más votada.

Rajoy ha destacado que existen precedentes en España que no le gustan, entre los que ha citado los ayuntamientos de Madrid, Zaragoza o Valencia, y ha reiterado que es partidario de que gobierne siempre la lista más votada. Se ha referido además a otros municipios más pequeños y a otros donde todos se han puesto de acuerdo en contra del PP y ha hablado además en este sentido de Portugal. «Lo visto en Portugal ahora tampoco me gusta, puede ser un retroceso importante, después de lo sufrido en los últimos años», ha añadido Rajoy. «Mi posición es que debe gobernar el que tenga más apoyo ciudadano, y la gente debe reflexionar qué hace con su voto», ha subrayado el presidente del Gobierno.

De pactos, ha continuado, «se hablará en su momento, según sea el resultado de las elecciones». Rajoy ha insistido en que los ciudadanos deben estudiar bien qué creen que es lo mejor para su país y que decidan ellos y no debatir si se va a gobernar «a cuatro, tres o dos».

«He sido presidente del Gobierno esta legislatura y pretendo seguir gobernando. He hecho y voy a seguir haciendo balance de lo que se ha intentado hacer esta legislatura y voy a plantear un programa de Gobierno para los próximos cuatro años», ha añadido. Tras afirmar que no le gusta «entrar a cómo hay que gobernar», Rajoy ha subrayado: «Gobernaremos como digan los ciudadanos, esa es mi oferta». «Si no soy primera fuerza no voy a intentar ser presidente del Gobierno porque voy a respetar lo que digan los ciudadanos», ha dicho el jefe del Gobierno.

Sobre los debates electorales, Rajoy ha recordado que es el candidato que más «cara a cara» ha mantenido. «Ese es mi medio natural y a partir de ahí estaremos a donde proceda», ha subrayado. Preguntado además por el criterio que adoptará para confeccionar las listas electorales y los número uno de las candidaturas, ha apuntado que su criterio es que «vayan los mejores, como en todas las facetas de la vida».

Votación
17 votos
Comentarios

Rajoy: «España ha superado la crisis sin que nadie se quedase al borde del camino»