Interrumpen una conferencia de Felipe González al grito de «fascistas» y «fuera empresarios»

El rector de la Universidad de Alicante ha recibido una patada en una pierna cuando intentaba calmar los ánimos de los estudiantes


Medio centenar de manifestantes de una plataforma estudiantil han interrumpido la reunión plenaria de la Fundación Círculo de Montevideo y la conferencia que estaba ofreciendo el expresidente del Gobierno Felipe González en el Paraninfo de la Universidad de Alicante (UA). Los jóvenes han irrumpido al grito de «fascistas» y «fuera empresarios de la universidad».

Durante la ponencia que impartía Felipe González, los manifestantes se han levantado de sus asientos mostrando pancartas y con gritos de «fuera empresarios de la universidad» y «la uni no se vende, la uni se defiende», entre otras consignas.

El rector de la UA, Manuel Palomar, -quien ha recibido una patada en una pierna- se ha dirigido a ellos para decirles que ya les habían escuchado y que podían utilizar los cauces del Consejo Escolar para su reivindicación, al tiempo que ha insistido en que hay que ser «tolerantes» e instaba a que le dejaran continuar porque «eso es democracia».

Los estudiantes han hecho caso omiso y se han levantado hacia el escenario, increpando a los ponentes, a quienes han acusado de «fascistas». Se han vivido momentos de tensión, aunque no ha habido violencia, hasta que finalmente han sido desalojados pacíficamente, ya que han abandonado el paraninfo sin necesidad de la intervención de los cuerpos de Seguridad.

Ya lo vivió en Caracas

Al continuar su intervención, Felipe González se ha mostrado tranquilo y con ironía ha recordado que eso mismo lo vivió en Caracas, donde también le llamaron fascista, y ha destacado la paradoja de esta situación cuando están celebrando unas jornadas sobre la democracia.

Por su parte, otro de los ponentes, el expresidente de Colombia Belisario Betancur, ha elogiado la figura de González durante los primeros años de la democracia en España y les ha reprochado que «así paga quien no entiende el premio».

El encuentro de la Fundación Círculo de Montevideo se desarrolla bajo el título de 'Crisis de la gobernanza de la democracia representativa' y cuenta con las conferencias de Julio Maria Sanguinetti, Carlos Slim, Ricardo Lagos, José Antonio Ocampo y Felipe González, entre otros.

En estas comparecencias, donde los ponentes han destacado la importancia de la libertad y de la separación de poderes, se han abordado cuestiones como el valor de la eficacia democrática en el desarrollo, la necesidad de «repensar la democracia y el ejercicio político que la misma implica», la gobernanza económica global o si la democracia asegura el buen gobierno, pregunta a la que el expresidente chileno Ricardo Lagos ha respondido que la democracia es «una condición necesaria para el buen gobierno, pero no es suficiente» y ha abundado en la relación entre la sociedad, el Estado y el mercado, con la democracia como mediadora.

Lagos también ha aprovechado para referirse a los jóvenes que interrumpieron la sesión para recordarles «los valores y principios» por los que a los ponentes de la mesa y muchos de su generación les «tocó luchar» para que ellos «tuvieran el derecho a interrumpir sin ningún temor porque saben que su vida no está en peligro».

Por su parte, el expresidente español, antes de ser interrumpido por los manifestantes del frente estudiantil, ha reflexionado sobre lo que se espera de un gobierno, que sea «previsible, eficiente y transparente».

Protestas a la salida

A la salida de la sesión, los estudiantes que habían protestado esperaban a los ponentes para seguir increpándoles y les han seguido hasta el restaurante de la universidad, donde se han dirigido. Junto a las consignas antes mencionadas han vuelto a hacer un llamamiento a la huelga del 22 de octubre y han proclamado lemas contra los empresarios, así como en contra de la reforma de la ley del aborto promovida por el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, que también ha asistido a estas jornadas.

Al respecto, González, de nuevo, ha incidido en que había vivido una situación similar en Venezuela y ha destacado que lo que más le ha llamado la atención ha sido que eran «las mismas consignas de Cabello y Maduro, los mismos insultos y descalificaciones atemporales». En concreto, respondiendo al calificativo de «fascista», el expresidente se ha defendido argumentando que toda su vida la ha dedicado a que haya democracia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Interrumpen una conferencia de Felipe González al grito de «fascistas» y «fuera empresarios»