Pedro Sánchez advierte que nunca reconocerá la ruptura de la soberanía española

Iceta pide un voto masivo para derrotar en las urnas el independentismo que divide a los catalanes en dos bloques

«Fiesta final. Ven a bailar con Iceta». Es el título del cartel que el PSC utilizó para el mitin de cierre de campaña que se desarrolló en un auténtico ambiente festivo en un barrio popular de Barcelona.
«Fiesta final. Ven a bailar con Iceta». Es el título del cartel que el PSC utilizó para el mitin de cierre de campaña que se desarrolló en un auténtico ambiente festivo en un barrio popular de Barcelona.

barcelona / e. la voz

El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Miquel Iceta, cerró ayer la campaña electoral arropado por el secretario general del PSOE, en uno de los barrios de mayor tradición industrial y obrera de Barcelona. Pedro Sánchez aseguró con contundencia que el partido «nunca reconocerá la ruptura de la soberanía».

«Lo que está en juego el próximo domingo es la guerra de banderas durante cuatro años o soluciones justas y acordadas con los socialistas», dijo, por su parte, Iceta en alusión a lo que para él consistió en un «espectáculo lamentable» el día anterior en el balcón del Ayuntamiento de Barcelona entre el portavoz de ERC y un concejal del PP ante las miradas impasibles de Artur Mas y Ada Colau.

Fue por la mañana en Santa Coloma y acompañado de Pedro Sánchez y la alcaldesa de la ciudad, Núria Parlon, cuando Iceta recordó que «aquellos que quieran resolver el problema del encaje de Cataluña en el resto de España a través de una reforma constitucional tienen una manera de hacerlo: votando socialistas».

También Pedro Sánchez manifestó que lo ocurrido en la plaza de Sant Jaume es «una prueba más de la política que se debe dejar atrás, una política de frentes que debe ser sustituida por una de tender puentes».

En unas elecciones a las que están llamados a votar más de 5 millones y medio de catalanes y que la lista de Artur Mas pretende convertir en plebiscitarias, las referencias al encaje de Cataluña en España estuvieron muy presentes. Sánchez insistió en su compromiso con «una solución acordada para que Cataluña encuentre su acomodo de la mejor manera posible» y respaldó a Iceta al decir que este cuenta con el apoyo del «socialismo español».

El baile de la campaña

A mediodía Iceta se reunió con representantes de la Tabla del Tercer Sector para conocer propuestas en política social de cara al 27S. La jornada culminó a las 20.00 horas con una fiesta final que llevó por nombre «Ven a bailar con Miquel Iceta» -el baile del socialista en el arranque de esta campaña fue una de las anécdotas más comentadas, y de hecho se repitió en días posteriores-. La fiesta tuvo lugar en un espacio pequeño, el Valkiria Hub Space (con capacidad para menos de 500 personas), en pleno barrio del Poblenou, uno de los más populares de Barcelona.

En un ambiente festivo -música moderna, luces de neón, hashtags en redes sociales como #IcetaLoPeta, y confeti-, Miquel Iceta aseguró que recuperaría «el gasto social que había antes de que Mas llegase a presidente de la Generalitat». Hizo un llamamiento a todos aquellos que quieran «derrotar el independentismo en las urnas», pues considera un «error monumental» dividir a los catalanes en dos bloques, y a continuación criticó el «anticatalanismo primario del PP».

Eso sí, evitó pronunciarse acerca del derecho a decidir con el argumentar que todavía no era el momento. Recordó también que los socialistas fueron los constructores del Estado de bienestar en España y abogó de nuevo por una reforma constitucional de corte federal y por «recuperar la ilusión en el gobierno de Cataluña». «Sería un error dividir este país, con tanto potencial, en torno a cuestiones identitarias», insistió. Y pidió «una oportunidad para las soluciones justas y acordadas» que proponen los socialistas, y para luchar contra la corrupción y el fraude fiscal.

Por su parte, Pedro Sánchez, quien junto a Jaume Collboni (portavoz del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona) fue el encargado de introducir a Iceta en la fase final del cierre de campaña, dijo que el candidato socialista a presidente de la Generalitat «demuestra que se puede hacer política de fundamento a ritmo de Queen y Tina Turner, y sin perder la sonrisa». «Hay que votar socialista porque es un sí claro y rotundo a la convivencia y un no a la independencia», gritó, y aseguró que el PSC ha sido en esta campaña «la voz de todos los que están sufriendo las políticas de la derecha».

Sánchez criticó al presidente catalán, Artur Mas, que «habla indio para proponer un corte de manga a aquellos que no nacimos en Cataluña». «Cataluña es mucho mejor que Mas», sentenció el líder del PSOE.

Y sonó de nuevo Don?t stop me now de Queen, la canción del baile Iceta, mientras caía confeti del techo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Pedro Sánchez advierte que nunca reconocerá la ruptura de la soberanía española