Los históricos dirigentes derrotados en las últimas elecciones aterrizan en el Senado 

La Voz LA VOZ | AGENCIAS

ESPAÑA

Rita Barberá, Alberto Fabra y Luisa Fernanda Rudi juran sus cargos

01 sep 2015 . Actualizado a las 17:48 h.

Los grandes derrotados en las últimas elecciones municipales y autonómicas comenzarán este martes su nueva andanza política. El Senado, una vez más, acogerá a algunos de los dirigentes que en los últimos comicios vieron como sus carreras al frente de sus correspondientes gobiernos llegaban a su fin.

Rita Barberá, exalcaldesa de Valencia; Alberto Fabra, expresidente de la Comunidad Valenciana y Luisa Fernanda Rudi, expresidenta de Aragón, juraron este martes su cargo ante el pleno del Senado junto con otros compañeros. La llegada de las veteranas figuras de los diferentes partidos, así como la media de edad de sus señorías (que supera los 55 años), han conseguido convertir al Senado en la antesala a la jubilación. Al menos, esa es la sensación que más se extiende entre la sociedad.

A los tres históricos dirigentes populares se sumarán sus compañeros de filas María Ángeles Moreno, Mercedes Roldós y Antonio Serrano. Pero el PSOE también sentará en los asientos del Senado a algunos de sus dirigentes. Óscar López -secretario general de los socialistas de Castilla y León entre el 2008 y el 2012 y secretario de organización del partido hasta julio del 2014-, formará parte de la Cámara alta junto con sus compañeros Marcelino Iglesias, Joan Lerma, Nemesio Lara, Julio Cruz y Rafael Lemus.