«El PIB de Cataluña independiente caería un 4,5 % solo por la frontera»

El catedrático de Economñia José Vicente Rodríguez Mora asegura que «probablemente se parecería en muchísimas cosas a Grecia»


madrid / la voz

José Vicente Rodríguez Mora (Barcelona, 1965), catedrático de Economía en la Universidad de Edimburgo, es autor de un estudio econométrico titulado Costes económicos de una posible ruptura con España. Su conclusión es que el PIB de una Cataluña independiente caería un 10 % en el menos malo de los escenarios posibles. Insiste en que no es una predicción, sino que se basa en los patrones existentes en el comercio entre países de la UE.

-¿Qué consecuencias tendría la independencia para Cataluña?

-El proceso de transición si realmente declarasen la independencia unilateralmente sería enormemente costoso, a corto plazo los efectos serían catastróficos. Yo no me creo que lo vayan a hacer, no veo cómo. Teóricamente es posible de forma acordada, pero también sería una barbaridad desde el punto de vista económico.

-En su estudio hace un cálculo del impacto que tendría solo por el efecto frontera.

-La pérdida del PIB por poner la frontera sería de al menos el 10 %. Si se eliminan las transferencias fiscales que hace Cataluña al resto de España la caída sería del 4,5 %. Esto obviando las que podría haber a través de la UE. Hay que tener en cuenta que este sería el escenario menos malo posible, es decir que la separación fuera amistosa, Cataluña se mantuviera en la UE y no hubiera crisis de deuda ni problemas sociales ni boicot económico.

-¿Cómo llega a esa conclusión?.

-Mediante un ejercicio de simulación. Se miden las fricciones comerciales que hay entre países, es decir los motivos que benefician o perjudican el comercio. El ejercicio consiste en atribuir a Cataluña las fricciones comerciales que a día de hoy tiene España con Portugal, que es el país del mundo con el que existen menos. Hay que tener en cuenta que ahora mismo las fricciones comerciales entre Cataluña y el resto de España son muy bajas y más de la mitad de sus exportaciones van a las demás comunidades autónomas. Habría una caída brutal del comercio con España, mucho mayor que la del PIB. En nuestra simulación caería un 70 %. A pesar de que sus exportaciones a otros países subirían mucho, no es lo suficiente para compensarla. El estudio solo toma en cuenta el cambio que habría en las fricciones comerciales entre Cataluña y el resto de España, dejando todas las demás variables igual, pero por supuesto que cambiarían muchas cosas más.

-Usted sostiene que hablar de si Cataluña independiente sería viable o no es una tontería.

-Claro. Fuera de la UE se puede vivir, pero peor que ahora. Los independentistas siempre se comparan con los países pequeños prósperos, Dinamarca, Suecia o Noruega, pero podrían hacerlo con Montenegro, Grecia, Lituana o Estonia. Probablemente una Cataluña independiente se parecería a Grecia en muchísimas cosas.

-Cataluña tiene una deuda de unos 65.000 millones de euros, la mitad de la cual es del Estado. Artur Mas ha dicho que España debería asumir 32.000 millones de la deuda catalana en caso de separación. ¿Qué le parece?

-Si declaran unilateralmente la independencia, Cataluña tendría a corto plazo un enorme déficit primario, que es la diferencia entre ingresos corrientes, es decir impuestos, y gastos corrientes. Luego está la deuda, cuyos intereses se van pagando. Si empieza no pagando sus deudas nadie le prestará dinero. No veo de dónde iba a sacar los recursos a corto plazo por ejemplo para pagar a los Mossos d?Esquadra o las pensiones el primer mes y los siguientes después de la independencia.

-Pronostica que habría una caída de ingresos. ¿Por qué?

-En primer lugar, los bancos no tendrían acceso directo al Banco Central Europeo. Además, la gente paga sus impuestos a través de los bancos y no es razonable que el Banco de España permitiese que ingresaran ese dinero en la Generalitat. Si los bancos que actúan en Cataluña dejaran de pagar los impuestos de los ciudadanos a la hacienda española y se los pagaran a la catalana estarían cometiendo una ilegalidad. Si yo fuera Rajoy lo primero que haría sería prohibir a los bancos que dieran ese dinero a Mas.

-¿Qué pasaría con las pensiones?

-Durante la transición el Gobierno de Cataluña, con un déficit primario increíble y sin capacidad de recaudar impuestos y de obtener recursos no sé cómo podría pagarlas, al menos los primeros meses. Es probable que a la larga bajaran o aumentaran los impuestos.

-¿Las empresas catalanas también sufrirían?

-Las empresas que están centradas en el mercado español se verían muy perjudicadas. Al ser más difícil vender sus productos al resto de España, aumentaría el número de empresas mediocres que concentrarían su actividad en Cataluña.

-Según lo que argumenta la independencia sería un mal negocio económico.

-Pedir la independencia es una absoluta estupidez desde el punto de vista económico. Tengo 50 años y soy catalán y no he conocido en mi vida a un solo nacionalista que lo sea por cuestiones económicas. Lo que pasa es que se inventan razones económicas como una excusa porque el motivo principal es que los nacionalistas catalanes tienen un sentimiento de superioridad cultural, de que son mejores que los españoles. Decir que el Estado los maltrata económicamente es una mentira. El motivo es emocional e identitario.

Una recesión mayor a la provocada por la crisis en España

Los economistas consultados consideran que si Cataluña declarara unilateralmente la independencia sería una catástrofe económica sin paliativos. Pero incluso si fuera acordada y Cataluña pudiera entrar rápidamente en la UE los efectos serían adversos.

Caída del PIB

Del 27 % al 3,8 %. Las estimaciones varían, pero los expertos coinciden en que a corto y medio plazo habría una caída muy fuerte del PIB. Mikel Buesa, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid la sitúa en el 26,7 %. Si la separación fuera pactada y Cataluña se integrara en la UE el PIB bajaría al menos un 8 %, según Ángel de la Fuente, economista e investigador del CSIC. Hay que tener en cuenta que la caída de la economía española desde que empezó la crisis ha sido del 7 % y ha causado efectos devastadores, aunque ahora se está recuperando. Según el estudio de Rodríguez Mora, solo por el efecto frontera el PIB catalán caería entre el 10 % y el 12,8 %. Si se beneficiara de no pagar la transferencia fiscal a España, el descenso sería menor, de entre el 3,8 % y el 6,1 %.

Unión Europea

Automáticamente fuera. Aunque los independentistas lo niegan, la declaración de independencia unilateral dejaría a Cataluña automáticamente fuera de la UE. Así lo han dejado claro las autoridades europeas. Según De la Fuente, sería un desastre económico. El ingreso de un nuevo miembro se puede demorar entre cinco y diez años.

Pensiones

Difíciles de pagar y menos dotadas. Sería muy difícil para el Gobierno catalán hacer frente a corto plazo al pago de las pensiones de sus 1,6 millones de jubilados. Un estudio estima que caerían un 5 % si son sufragadas por las cotizaciones de los catalanes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«El PIB de Cataluña independiente caería un 4,5 % solo por la frontera»