«Es usted la imagen del clientelismo», abroncó la fiscala al principal alcalde del PP en la trama Púnica

M. S. P. MADRID / COLPISA

ESPAÑA

El Partido Popular admite que tuvo negocios con el conseguidor de la red, Alejandro de Pedro, quien se puso en contacto con Floriano para trabajar en la dirección nacional

06 ago 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Fue, dicen en la Audiencia Nacional, una de las escenas más tensas vividas durante los interrogatorios de la trama Púnica durante los últimos meses. Fue el pasado 11 de julio. Ante el juez Eloy Velasco se personó el ya famoso José Miguel Moreno, exalcalde de Valdemoro (centro neurálgico de Púnica) y mucho más conocido por ser el exdiputado regional madrileño del PP que confesó en un pinchazo haber entrado en política para «tocarse los huevos».

Moreno se presentó ante el magistrado como un parado, sin ningún recurso. Esa pose indignó a la fiscala, que le espetó: «¡Es usted la imagen del absoluto clientelismo endogámico!» antes de pedirle una fianza de 100.000 euros y la retirada del pasaporte. Este exdiputado fue expulsado por el Partido Popular el pasado 29 de julio tras calificarle de «repulsivo» y después de conocer que, además de jactarse de haberse hecho político para no trabajar, pedía dinero a la trama para irse de vacaciones, según revelaron los pinchazos.

Pero aquel sábado 11 de julio faltaban aún dos semanas para que se levantara el secreto del sumario y el imputado, cuyo nombre no había salido hasta entonces demasiado a la palestra, todavía creía que podía salir indemne. Velasco le informa de sus derechos y de los delitos de los que se la acusa: «prevaricaciones urbanísticas en Valdemoro», «amaño de contratos», «información privilegiada», «cobro de comisiones». El imputado le responde que no va a declarar «hasta que no veamos de qué se me acusa». La frase enerva al juez. «Pero si ya le estoy diciendo de que se le acusa», le responde el instructor, quien, no obstante, obviamente tiene que respetar su derecho a guardar silencio.