La pensión máxima subirá 6,4 euros al mes y la más baja, menos de 50 céntimos

El Gobierno renuncia a complementar el alza mínima, del 0,25 %, como arma electoral

Las pensiones en Galicia Las pensiones en Galicia

Redacción / La Voz

Era una de las grandes incógnitas de los Presupuestos Generales del Estado. Adelantada la rebaja fiscal prevista para enero del 2016 y anunciada ya la subida de sueldo a los funcionarios, el último gran cartucho que podía quemar el Gobierno en las cuentas públicas para el año que viene, que se tramitarán justo antes de la convocatoria de elecciones, era un aumento de las pensiones que rebasase el estricto corsé ceñido con la aprobación del nuevo índice de revalorización de estas prestaciones, ligadas ahora más a la salud de la caja de la Seguridad Social que a la inflación.

Pero, tras semanas de intenso debate entre algunos miembros del Ejecutivo, partidarios de la ortodoxia presupuestaria impuesta por Bruselas, y algunos altos cargos del partido que no querían renunciar a lanzar un guiño en clave electoral a los 8,4 millones de pensionistas, el pulso lo han ganado, al menos de momento -todavía falta la tramitación parlamentaria- los primeros. El Gobierno adelantó ayer a los sindicatos que, en los presupuestos que aprobará hoy el Consejo de Ministros, se limitará a aplicar la fórmula matemática pura, sin aderezos políticos, como también confirmó el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Y el resultado es que, por tercer año consecutivo, las pensiones subirán el mínimo que fija la ley, un 0,25 %. En enero, la prestación media en Galicia, que el pasado 1 de julio ascendía a 748,6 euros (la segunda más baja del país, tras la extremeña), se incrementará en 1,87 euros al mes. Y la española, pese a ser un poco más alta, lo hará apenas 2,2. Lo justo para dos cafés.

Aunque la subida dependerá de lo abultado de la nómina. Las pensiones de jubilación, las de mayor cuantía, tendrán un alza media de 2,12 euros en la comunidad, mientras que las de orfandad apenas se revalorizarán, en promedio, noventa céntimos al mes. Los más beneficiados, claro, serán los perceptores de la pensión máxima, fijada este año en 2.560,88 euros mensuales y que aumentaría en 6,4 euros. En las mínimas (de 193,8 euros por orfandad y favor de familiares) el impacto sería solo de 48 céntimos.

El gasto sube más de un 3 %

Pero, aunque las pensiones solo se revalorizarán un 0,25 %, el gasto en prestaciones se incrementará el próximo año más de un 3 %, hasta los 136.814 millones, según las cifras adelantadas a los sindicatos. Y es que, además de la subida de las pensiones ya en vigor, entrarán en el sistema nuevos beneficiarios con bases de cotización más altas.

Cifras que explican, en buena medida, el escaso margen que tenía el Gobierno para permitirse una alegría en las pensiones. No porque la ley le impida subirlas más que lo que dicte el índice de revalorización, sino porque prohíbe hacerlo con cargo a las cuentas de la Seguridad Social que, según el último plan de estabilidad, seguirán en déficit el año que viene (con un desfase del 0,3 % entre ingresos y gastos). En caso de querer complementar el alza de las pensiones, debería sacar la diferencia de otras partidas de los Presupuestos y hacer una transferencia al organismo que corre con las prestaciones sociales.

Otro factor de peso es la dependencia del fondo de reserva de la Seguridad Social. Solo en tres años y medio se han consumido más del 40 % de los fondos de esta hucha que garantiza el pago de las pensiones. La último vez que se metió mano en el cajón fue a principios de este mes, con una disposición de 3.750 millones para pagar la extra, que dejó las reservas en 39.520 millones, frente a los 66.815 que llegó a atesorar a finales del 2011.

Suben un 1 % las cotizaciones

En la reunión mantenida ayer, el Gobierno trasladó a los sindicatos que prevé incrementar las bases máximas y mínimas de cotización en torno a un 1 %, tanto para los trabajadores del régimen general como para los autónomos. Una decisión criticada por las centrales, que arguyen que el Ejecutivo desoye el mandato del Pacto de Toledo de tender hacia una equiparación en las aportaciones de ambos regímenes, para lo cual las cotizaciones de los autónomos deberían experimentar una subida superior a las del régimen general, como en años anteriores.

La prestación media en Galicia, de 748 euros, se incrementará en menos de 1,9

las cuentas del estado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La pensión máxima subirá 6,4 euros al mes y la más baja, menos de 50 céntimos