España, a la cola de la UE en solicitudes de asilo

De las 5.947 planteadas en el país, 1.585 obtuvieron resoluciones favorables, 384 lograron el estatuto de refugido y 1.199 consiguieron una protección subsidiaria


Madrid

Un total de 625.000 personas han solicitado asilo en la Unión Europea (UE) en el año 2014, de las cuales 202.000 lo han hecho en Alemania, frente a las 5.900 que lo han pedido en España, país que se sitúa a la cola de los Veintiocho con un 0,9 % de solicitudes de protección internacional.

La secretaria general de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Estrella Galán, ha ofrecido estos datos durante la presentación del informe «Las personas refugiadas en España y en Europa» con motivo de la celebración del Día Mundial del Refugiado el próximo 20 de junio.

Galán ha explicado que los solicitantes de asilo no llegan a España por «el gran esfuerzo que está haciendo en su blindaje de fronteras con todo el apoyo y el soporte de la Unión Europea, que está reforzando esas políticas».

Para la secretaria general de CEAR, estas políticas de «blindaje de fronteras» de la Unión Europea están generando «un drama humanitario» en el que miles de personas están perdiendo la vida «en rutas cada vez más peligrosas» en el Mediterráneo.

Desde su punto de vista, la Unión Europea está enganchada en «un debate estéril y egoísta» sobre el reparto de demandantes de asilo, en el que los estados miembro se han situado frente a la propuesta lanzada por la Comisión Europea, que, a su juicio, supone «un paso adelante, aunque insuficiente» para hacer frente a esta situación.

También se ha referido a la propuesta del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, -que ayer planteó en Luxemburgo en la reunión con sus homólogos europeos- para que se establezca un sistema europeo de devolución de inmigrantes irregulares en paralelo a la política migratoria comunitaria sobre la que trabaja la UE.

Esta medida, que tiene que ver con cuotas de expulsión o repatriación a los países de origen, «no responde a la realidad», según la secretaria general de CEAR, quien ha indicado que «los esfuerzos se siguen centrando en expulsar o rechazar a los refugiados, en vez de buscar fórmulas para acogerlos y darles protección».

Galán ha denunciado que las fronteras se están convirtiendo en un lugar donde se violan sistemáticamente los derechos humanos y ha puesto como ejemplo el caso de la frontera sur, de Melilla, donde se ha utilizado «la fuerza desproporcionada» para rechazar la llegada de personas subsaharianas susceptibles de protección internacional y se han practicado «devoluciones ilegales».

La coordinadora del Área de Incidencia y Participación Social de CEAR, Nuria Díaz, ha señalado que España está por debajo de la media europea por el número de solicitudes de asilo.

Siria, Ucrania, Malí, Argelia, Palestina, Nigeria y Pakistán fueron los países de procedencia del mayor número de solicitantes de protección internacional en España el año pasado. El 68 % de las peticiones fueron formuladas por hombres, mientras que el 32 % correspondieron a mujeres.

Madrid, Barcelona, Melilla, Valencia, Ceuta, Málaga y Cádiz fueron las ciudades en las que se presentaron mayor número de solicitudes. De las 5.947 solicitudes de asilo planteadas en España, 1.585 obtuvieron resoluciones favorables, 384 personas obtuvieron el estatuto de refugiado, 1.199 lograron una protección subsidiaria y en dos casos se contemplaron razones humanitarias.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado ha trasladado cuarenta propuestas a los partidos políticos con el objetivo de que las incorporen a sus programas electorales como la urgente aprobación de un Reglamento de Asilo, la exigencia del respeto a los derechos humanos en las fronteras, el cese de las «devoluciones ilegales» o la elaboración de una ley integral para las víctimas de trata de personas.

Díaz ha hecho un llamamiento al Gobierno español para buscar soluciones a la crisis del Mediterráneo y a dar ejemplo de compromiso y solidaridad ante el resto de los estados miembro de la UE.

En el acto, ha intervenido la somalí Suleikha Ismael, de 49 años y madre de siete hijos, refugiada en España, que actualmente trabaja en CEAR, para contar los problemas que ella y sus hijos tuvieron que afrontar para salir de su país de origen hasta llegar a España hace ocho años. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España, a la cola de la UE en solicitudes de asilo