Susana Díaz asegura que presentará «el paquete más potente» de lucha contra la corrupción

La presidenta en funciones de Andalucía hace un guiño a Podemos y a Ciudadanos para lograr al menos la abstención de las formaciones en su investidura

Agencias

La secretaria general de PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz, ha anunciado que llevarán «al límite» la transparencia durante la próxima legislatura.

Durante su intervención en la Fiesta de la Rosa celebrada en Chiclana de la Frontera (Cádiz), que ha comenzado con un hora de retraso, y un día antes del pleno de investidura, Díaz ha asegurado que van a «ser valientes» y van a presentar «el paquete más potente» de lucha contra la corrupción que se ha hecho en España porque pueden hacerlo.

«Porque somos gente honesta y honrada, que viene a cambiar la vida de los pueblos», ha añadido, no sin antes advertir que el que se meta en política «debe venir a servir a los demás y no a servirse de los demás» y «el que quiera ganar dinero que lo haga fuera de la política y dentro de la ley».

«No todos somos iguales», ha subrayado la dirigente socialista, quien ha enfatizado: «vamos a llegar al límite de la transparencia y vamos a exigir que quien se haya llevado el dinero que lo reponga con su patrimonio. No pueden prescribir los delitos para quien se ha llevado el dinero en este país».

Ante unas 2.500 personas, ha recordado que se presenta «una semana importante», ya que ya han hablado los andaluces y han dicho qué gobierno quieren claramente y «ahora son los partidos los que tienen que hablar en el parlamento».

Díaz ha criticado al PP, que «ha sacado a sus dirigentes de puente, a Javier Arenas y a Carlos Floriano», a hacer intervenciones sobre la oposición que están haciendo para el debate de investidura.

Un guiño a Ciudadanos y a Podemos

La presidenta de Andalucía en funciones estaría con este discurso desvelando los ejes en los que se centrará su intervención durante el debate de investidura que se abre este lunes al mediodía, es decir, la lucha contra la corrupción; el empleo y la recuperación económica; el blindaje de las políticas sociales, y la financiación autónomica. Cuatro puntos en los que mezclará su propio programa con algunos guiños a las propuestas de otras fuerzas, convencidos de que podrán atraer a Podemos y a Ciudadanos para desbloquear la investidura incluso en la primera ronda.

Tras la reunión de ayer entre representantes de la formación socialista con los de los dos partidos emergentes, Ciudadanos aseguró que no apoyará la investidura del partido ahora en el Gobierno andaluz, pero dejó un resquicio de esperanza para la candidata del PSOE-A diciendo que, si ven en el discurso de Díaz un compromiso con el cumplimiento de sus propuestas, podrían abstenerse, lo que facilitaría el proceso.

Podemos, por su parte, reiteraba su «no» a apoyar a Susana Díaz, porque buscaban que los compromisos se hiciesen «por escrito», aunque los socialistas afirmaban que había un acercamiento importante entre las dos formaciones.

¿Qué necesita Susana Díaz para ser investida?

Después del primer debate de investidura este lunes, el martes será el turno de los portavoces parlamentarios donde, ya por la tarde, se realizará una primera votación que Díaz debería ganar por mayoría absoluta, es decir, sumar 55 votos a su favor (el PSOE tiene 47 escaños, con lo que le valdría con el «sí» de Podemos -15 escaños- o de Ciudadanos -9 escaños-).

De no ser así, se convocaría una nueva votación 48 horas después, en la tarde del jueves, en la que a Susana Díaz le valdría con una mayoría simple. Esto quiere decir que los «no» a su investidura no pueden sumar más que los 47 «sí» del PSOE, con lo que a la presidenta en funciones le valdría que tanto Ciudadanos como Podemos se abstengan, ya que PP e IU (que previsiblemente votarán en contra) juntarían un total de 38 «no».

En caso de que no consiga la abstención de los dos grupos o el «sí» de uno de ellos, se convocará una nueva votación 48 horas más tarde y así sucesivamente. En caso de que transcurran dos meses sin que Díaz logre la investidura, se convocarían nuevas elecciones autonómicas.

La estrategia del PP de Rajoy, según una noticia publicada por el diario El Mundo, pasaría por retrasar la investidura al menos hasta el último momento, ya después de las elecciones municipales de este 24 de mayo y, finalmente, lo permitiría a través de su abstención para que no se produzcan unas nuevas elecciones, que los populares considerarían también negativas.

El PP da por hecho el pacto con Ciudadanos

Por su parte, el Partido Popular ha criticado el «capricho» de Susana Díaz que ha provocado «la falta de gobernabilidad más grave de la historia» en Andalucía. Aún así, da por hecho el pacto entre el PSOE y Ciudadanos para que Díaz pueda ser investida presidenta de la Junta. «Está cantado», aseguró hoy el vicesecretario de Política Autonómica del PP y antiguo presidente del partido en Andalucía. Es más, Arenas anticipa que el acuerdo podría ser «la antesala» de otro a nivel nacional en el que los socialistas y la formación de Albert Rivera unan sus fuerzas para desbancar a los populares del Gobierno nacional. Es la idea en la que la formación insistirá, al menos hasta el 24-M, cuando Ciudadanos tenga que pronunciarse en otras comunidades y ayuntamientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Susana Díaz asegura que presentará «el paquete más potente» de lucha contra la corrupción