Rita Barberá gastó más de 60.000 euros en hoteles para sus escoltas durante las vacaciones

Compromís recoge en su web «Ritaleaks» que la alcaldesa también compró naranjas por un total de 6.000 euros para repartir entre sus allegados


Colpisa / Madrid

Un total de 4.912 euros por tener un coche disponible dos días y medio en Londres durante la visita que realizó en diciembre de 2011 para entrevistarse con Bernie Ecclestone a cuenta del campeonato de Fórmula 1 en Valencia.

Esta es la más abultada factura a nombre personal de Rita Barberá de las hechas públicas hoy por Compromís en la web RitaLeaks, en la que se incluyen continuos viajes en primera, suites en hoteles lujo full credit (todos los gastos incluidos) o comilonas multitudinarias en Fallas. Todo, a costa de las arcas del Ayuntamiento de Valencia.

El partido de oposición aireó en esa plataforma un total de 466 facturas por valor de 278.000 euros. Todas ellas referidas al periodo 2009-2014, los años más crudos de la crisis económica y emitidas a nombre 34 personas u organismos diferentes del consistorio valenciano.

89 de esos gastos, según los apuntes conocidos, son directamente responsabilidad de Rita Barberá y revelan que la alcaldesa endosó a las arcas públicas 42.781 euros por gastos suntuarios muy por encima del precio del mercado de una clase turista y a años luz de las ofertas low cost. Los pagos por alquileres de vehículos con conductor privado ocupan los puestos más altos del ránking personal de la primera edil de la capital del Turia. En concreto, 3.432,29 euros en Milán -para la clausura de unas jornadas sobre deporte el 29 de noviembre de 2009- y 3.209,50 en Copenhague, un par de meses antes. Hay otras muchas facturas referidas a alquileres de vehículos, también en España. Llama la atención que la alcaldesa jamás tome un taxi. Prefiere, como hizo en febrero de 2011, pagar 70 euros a un conductor privado solo para que fuera a recogerla a la Estación de Atocha en Madrid. Siete billetes de avión ocupan los siguientes puestos de la lista de gastos de la alcaldesa. Las facturas no especifican en que clase voló Barberá, pero desde luego no parece en ningún caso turista. Aunque un billete de ida y vuelta una compañía low cost (o incluso Iberia) a Milán puede oscilar entre los 50 y los 200 euros (última hora), Barberá gastó en volar a la capital de la Lombardía 1.881,62 euros en noviembre de 2009. En realidad, ningún viaje aéreo de la regidora a Europa está por debajo de los 1.000 euros, si bien muchos de estos billetes se encuentran por menos de 200 euros en clase turista en una compañía de bandera. 1.747,87 euros por viajar a Florencia; 1.155, 51 por una ida y vuelta a la capital británica o 1.078,58 por un desplazamiento a Bruselas.

Llamativo es también el dinero que las arcas públicas pagaron por los billetes aéreos nacionales de la primera edil, con costes muchos más cercanos a los habituales importes de los vuelos transcontinentales: 931, 22 euros por volar a Santiago de Compostela o dos billetes de 781, 88 euros por cubrir el trayecto de ida y vuelta entre Valencia y Madrid

«Full credit»

Los gastos en hoteles de Rita Barberá son otro de los capítulos más destacados. En esos cinco años jamás se alojó en una habitación que costara menos de 179 euros la noche (en habitación doble de uso individual).

Es más, no escatimó en pagar con dinero público más de 150 euros por tener habitaciones de uso solo diurno. O no tuvo reparo en endosar 37,62 euros de extras personales en un hotel de Madrid. Pero los gastos hosteleros personales de la alcaldesa son mucho más abultados. El récord es por una sola noche pagar con dinero público 771 euros por alojarse en el exclusivo Hotel Gallery Art de Florencia, el 9 de noviembre de 2010. Muy cerca anda la noche del Westin Palace de Madrid, en una junior suite en régimen de full credit, que costó a las arcas públicas 685,56 euros. Todo para desplazarse a la capital de España para un desayuno informativo. Más allá de los gastos personales de la regidora, el RitaLeaks recoge en total 57.000 euros en billetes de avión, más de 41.000 en restaurantes, 81.000 en hoteles o 25.000 en gastos navideños. Hay además cerca de 60.000 euros en hoteles de escoltas de la alcaldesa cuando ésta se encontraba de vacaciones, de acuerdo a las fechas de esas facturas. Entre esos curiosos regalos de Navidad están los 6.183 euros que el Ayuntamiento de Valencia se gastó en 87 cajas de naranjas para repartir entre sus compromisos. Hay también facturas de «gastos de representación» (sin mayor explicación) pagados por el consistorio por valor de 14.787,36; 6.726,54 o 6.261,35 euros. Y comilonas por 2.087,80 euros en Fallas del pasado año, con 26 invitados a 78 euros el cubierto. Todo con dinero público. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Rita Barberá gastó más de 60.000 euros en hoteles para sus escoltas durante las vacaciones