Mar Moreno dice que «queda acreditada» su «absoluta falta de relación» con el caso ERE

La senadora socialista y exconsejera de Presidencia de la Junta de Andalucía ha comparecido hoy en el Tribunal Supremo 


Madrid

La senadora socialista y exconsejera de Presidencia de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, ha declarado que con el informe de la Guardia Civil y su comparecencia de hoy en el Tribunal Supremo «queda bastante acreditada» su «absoluta falta de relación temporal, material y competencial» con el caso ERE.

Mar Moreno ha realizado estas manifestaciones a los periodistas tras declarar durante aproximadamente una hora y media ante el magistrado que instruye el caso ERE en el alto tribunal, Alberto Jorge Barreiro, de forma voluntaria como imputada.

La exconsejera de Presidencia ha explicado al juez que en su etapa como presidente de la Junta, cuando ella era portavoz y consejera de Presidencia, José Antonio Griñán le dio instrucciones directas de cooperar con la Justicia.

«Estoy razonablemente satisfecha pues tanto del informe de la Guardia Civil como de las dudas que he podido despejar en esta declaración yo creo que queda bastante acreditada mi absoluta falta de relación temporal, material y competencial en este caso», ha señalado a los periodistas.

Por eso, ha manifestado su «plena confianza en el pronunciamiento que se produzca teniendo en cuenta que además en una democracia y en una justicia constitucional» como la española «tan importante es perseguir todos los delitos y castigar a los culpables como defender el honor de los inocentes».

Fin a las comparecencias

La declaración de la senadora y exconsejera de Presidencia ha puesto hoy fin a las comparecencias de cinco imputados en el Caso ERE ante el Supremo (los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán y los exconsejeros José Antonio Viera y Gaspar Zarrías, además de ella misma). Todas ellas se han sucedido en el mes de abril en curso.

Fuentes jurídicas del Supremo, que consideran que Moreno es la aforada que tiene menos posibilidades de ser encausada (mientras que sitúan a Viera en la peor de las posibilidades), han interpretado en conversación con EFE que el instructor podría hacer ahora algunas diligencias, como ratificar las pruebas periciales.

Una vez realizadas, el juez Alberto Jorge Barreiro deberá estudiar muy a fondo el encaje jurídico que podría o no tener en el caso una supuesta prevaricación pasiva.

En función de su criterio pedirá o no el suplicatorio contra Griñán, Chaves o Zarrías, una decisión que no se producirá de manera inminente pero que tampoco se extenderá más allá de veinte o treinta días, creen las citadas fuentes jurídicas del Supremo.

Moreno dice que no tuvo ninguna atribución con los ERE

En su declaración de hoy Mar Moreno ha relatado, a preguntas del juez y del fiscal, que no tuvo ninguna atribución relacionada con los ERE y que desde que en 2010 aparecieron los primeros intrusos en estas subvenciones, ella recibió instrucciones directas de Griñán de colaborar en todo con la Justicia.

Moreno ha detallado asimismo que las comisiones de viceconsejeros, los llamados «consejillos», que elevaban medidas al Consejo de Gobierno, nunca tuvieron iniciativa ni poder ejecutivo y que, de hecho, como ella era portavoz además de consejera de Presidencia, de 80 de estas reuniones que ocurrieron cuando ocupó ese cargo, solo asistió a uno.

Ha explicado que fue la Junta de Andalucía la que denunció y luego aportó información al juzgado sobre las irregularidades cometidas con los ERE.

Además, el fiscal ha interrogado a la senadora por su labor como consejera de Educación y, en concreto, por la tramitación de determinadas órdenes para compararla con la que tuvieron las relacionadas con los ERE y ha señalado que las medidas de rango similar al que tuvieron las subvenciones investigadas no llegaban a Presidencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mar Moreno dice que «queda acreditada» su «absoluta falta de relación» con el caso ERE