Sánchez pide a Podemos y Ciudadanos que dejen gobernar a Susana Díaz

La presidenta andaluza en funciones sigue teniendo muy difícil su investidura


Madrid / La Voz

Las cosas se complican para Susana Díaz. Después de su contundente victoria, aunque sin mayoría absoluta, el pasado 22 de marzo, parecía que no iba a tener problemas para formar gobierno. Pero cuatro semanas después los otros cuatro partidos que, junto a los socialistas, componen el Parlamento andaluz, mantienen su rechazo frontal a facilitar que sea investida como presidenta.

Ante esta situación de bloqueo total, Pedro Sánchez movió ficha e hizo ayer un llamamiento a Podemos y Ciudadanos a que sean «útiles» y faciliten la investidura de Díaz y la gobernabilidad en Andalucía. El secretario general del PSOE señaló que el veredicto de los andaluces fue muy claro el 22-M, «quieren que la presidenta sea Díaz». Los socialistas lograron 47 escaños, a ocho de la mayoría absoluta, por delante del PP (33), Podemos (15), Ciudadanos (9) e IU (5). Explicó que las formaciones lideradas por Pablo Iglesias y Albert Rivera «tienen el enorme reto y la oportunidad de no definirse por lo que no son, sino de ser útiles a la sociedad andaluza, y reflejarlo en las instituciones, tanto en el Parlamento andaluz como en la gobernanza de Andalucía».

La bronca que se produjo el jueves entre el PSOE y el PP por la composición de la Mesa del Parlamento muestra el grado de enfrentamiento que existe entre estos dos partidos, lo que explica que Sánchez acuda a las dos fuerzas emergentes, dando por descontado que los populares no están por la labor de permitir con su abstención que Díaz gobierne.

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, advirtió ayer de que «después del portazo, la imposición y el maltrato» que recibió el jueves, el PP «no está en condiciones de facilitar la investidura». Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió que la Cámara andaluza actúe con respeto al pluralismo político.

La proximidad de las autonómicas y municipales del 24 de mayo dificulta los pactos que permitirían la investidura de Díaz, ya que ningún partido quiere enseñar sus cartas antes de esta cita. Esto apunta a que la formación de gobierno en Andalucía se retrasará. Incluso la posibilidad de que se repitan las elecciones está sobre la mesa, aunque en principio ningún partido lo quiere.

El procedimiento

En la primera votación de investidura, que podría tener lugar a primeros de mayo, Díaz necesita la mayoría absoluta para ser presidenta, es decir el apoyo del PP, Podemos o Ciudadanos, lo que vista la situación es imposible. Eso daría lugar a una nueva votación 48 horas después, en la que solo requeriría mayoría simple, es decir, más síes que noes. En este caso, la abstención del PP o de Podemos y Ciudadanos o IU juntos permitirían a la socialista ser presidenta. Transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación, si ningún candidato ha obtenido la mayoría simple, el Parlamento quedaría disuelto y Díaz debería convocar nuevas elecciones.

Al PP le interesa desgastar lo más posible a la presidenta en funciones después del varapalo que sufrió en las urnas y dejarla en evidencia, ya que justificó el adelanto electoral para conseguir un gobierno más estable que el que formaba con IU. Por su parte, Podemos y Ciudadanos han puesto como condición innegociable para abstenerse que los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán dejen sus escaños. Ambos han declarado ante el Supremo y este tendrá que decidir si les imputa algún delito. Si es así Sánchez ha dicho que les pedirán sus actas.

Teresa Rodríguez responde que su partido quiere ser útil a los andaluces, no al PSOE

La secretaria general y portavoz parlamentaria de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, replicó al líder socialista Pedro Sánchez que su partido quiere ser útil a los andaluces, no al PSOE. En su cuenta personal de Twitter, escribió: «Queremos ser útiles para los andaluces, no para tu partido», al tiempo que volvía a remitirse a las condiciones impuestas por su formación a los socialistas para facilitar la investidura de Susana Díaz.

En términos muy similares se pronunció en la misma red social el secretario de Organización nacional de Podemos, Sergio Pascual, quien preguntó al secretario general de los socialistas si «¿no le parece útil para los andaluces la ecuación: un asesor menos, un médico más?».

Las condiciones

Teresa Rodríguez y Sergio Pascual se referían a las condiciones que han planteado a los socialistas para facilitar la investidura de Díaz: la dimisión inmediata de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por considerarlos los «responsables políticos» en el caso de los ERE fraudulentos; que la Junta de Andalucía no contrate con los bancos que llevan a cabo desahucios a personas sin recursos; y la drástica reducción de los altos cargos y los asesores políticos de las consejerías de gobierno para utilizar los recursos que se ahorren en estas partidas en la contratación de personal en las áreas de educación, sanidad y bienestar social.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Sánchez pide a Podemos y Ciudadanos que dejen gobernar a Susana Díaz