Rajoy advierte del «disparate» que supone volver al socialismo y del riesgo de optar por los nuevos 

El presidente del Gobierno considera que el futuro pasa por seguir haciendo el mismo camino. Recuerda que los populares forman «un partido con historia» y no son «una pandilla de amigos» que se ha constituido en formación política «en un cuarto de hora»


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vuelto a advertir este sábado del «disparate» que supondría que en España se volvieran a aplicar las políticas socialistas y del «serio riesgo» en el que pueden poner al país los partidos de nuevo cuño.

Rajoy ha participado en un acto de precampaña en Murcia junto al candidato a la Presidencia de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y al candidato a la alcaldía de la capital, José Ballesta, en el que ha puesto en valor las siglas de su partido y la labor que los gobiernos autonómicos, locales y central del PP han hecho en estos últimos tres años. Así, Rajoy ha advertido de que el PP, «sigue aquí» y «está aquí» y se va a presentar ante el conjunto de los españoles, en las próximas convocatorias electorales, «con la satisfacción del deber cumplido».

«Hoy podemos decir por el esfuerzo que han hecho los españoles, los ayuntamientos, las comunidades autónomas y el Gobierno» del PP, que «España se ha puesto en pie, y que vivimos un momento de recuperación», ha subrayado el jefe del Ejecutivo. Y ha insistido en que el cambio que necesita el país no lo representan los otros partidos, sino que comenzó con la victoria del PP en las elecciones generales del 2011 y «el futuro pasa por consolidar» dicho cambio.

De nuevo, el presidente del Gobierno ha arremetido contra las alternativas al PP que concurren en las próximas citas con las urnas. Así ha advertido de que volver a las recetas socialistas supondría «volver a la crisis» y apostar por la «incertidumbre» que suponen las nuevas formaciones, «aquellos que no han gobernado nunca, partidos que aparecen y desaparecen o personas que van de un lado a otro», pondría en «serio riesgo la economía española, la vida de las personas y el crédito internacional» del país. «El futuro pasa por seguir haciendo el mismo camino», ha reiterado el jefe del Ejecutivo, quien ha pedido a todos los militantes y simpatizantes del PP que «ayuden» a sus candidatos en la carrera hacia el 24 de mayo.

De nuevo ha hecho Rajoy un repaso por sus tres años en La Moncloa, ha admitido que 2012 fue «el peor año» de su vida política, el de «la tormenta perfecta», pero ha insistido en que su Gobierno y otros del PP trabajaron «muy duro», mientras la sociedad se «apretaba el cinturón». Ahora, ha reiterado, «todo va mejor», y ha lamentado que quienes en su día no reconocieron la crisis insistan en decir ahora que no hay recuperación.

Ha sido un reproche para el PSOE, pero también los ha habido para las nuevas formaciones políticas, y Rajoy, sin citar expresamente a Podemos o a Ciudadanos, ha señalado que los populares forman «un partido con historia» y no son «una pandilla de amigos» que se ha constituido en formación política «en un cuarto de hora».

Antes del mitin, Rajoy ha visitado un centro de la Fundación Síndrome de Down, tras el cual ha hecho sus esperadas declaraciones sobre la situación de Rodrigo Rato. Unas declaraciones en las que Rajoy ha admitido que el caso de Rato «afecta especialmente» a su partido, el PP, porque el expresidente de Bankia fue uno de sus «activos más importantes», pero ha insistido en que todos los españoles son iguales ante la ley.

Además, ha asegurado que este caso «no tiene absolutamente nada que ver» con el proceso de regularización fiscal puesto en marcha por su Gobierno en el 2012 -la denominada amnistía fiscal- sino que se deriva de «actuaciones normales» de la Agencia Tributaria. Y ha prometido que el Gobierno velará por la independencia de la Agencia Tributaria, la Fiscalía y la Justicia, y respetará lo que concluyan los tribunales.

En el mitin, antes de Rajoy ha intervenido Pedro Antonio Sánchez, el aspirante a presidir la Comunidad, quien ha señalado que su partido «no esconde a los candidatos detrás de una marca inocua» y se ha comprometido a trabajar por que la recuperación económica llegue «a todos» los hogares de la región. Sánchez ha pedido a Rajoy apoyo económico para que se pongan en marcha cuestiones «irrenunciables» para Murcia como el abastecimiento de agua y la llegada del AVE a Murcia, Cartagena y Lorca. Un reclamo al que Rajoy ha respondido asegurando que se va a aprobar pronto el decreto de sequía y que el AVE, «se oponga quien se oponga», llegará a las tres ciudades citadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Rajoy advierte del «disparate» que supone volver al socialismo y del riesgo de optar por los nuevos