Jordi Pujol Ferrusola admite que el legado de su abuelo se invirtió en productos opacos

El hijo del expresidente catalán, imputado por los delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales, ha declarado durante dos horas


Jordi Pujol Ferrusola ha reconocido hoy ante la juez que investiga la fortuna oculta de su familia que el supuesto legado de su abuelo se invirtió en «láminas financieras» de titularidad «opaca», que al cabo de los años les reportaron 8 millones de euros, a repartir entre su madre y los siete hermanos.

Según han informado fuentes judiciales, en su declaración como imputado durante dos horas ante la titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona, Jordi Pujol Ferrusola ha asegurado que cuando en 1990 asumió la administración de los fondos, de manos de su tío Joaquim Pujol i Figa, recibió el legado en forma de «láminas financieras» de titularidad «opaca» que se habían invertido en países como Finlandia, Alemania, Austria y Estados Unidos.

El hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha explicado que estos productos financieros en los que se invirtieron los 140 millones de pesetas (en dólares) del supuesto legado inicial, tenían fechas de vencimiento distintas y acabaron reportando un millón de euros, por persona, para su madre, Marta Ferrusola, y los siete hermanos: Jordi, Marta, Josep, Mireia, Pere, Oriol y Oleguer.

Pujol Ferrusola ha llegado con una hora de antelación a los juzgados, hacia las nueve de la mañana, una hora antes de la hora fijada por la juez, ocultando su rostro con un casco de moto, que no se ha sacado hasta justo la entrada principal del edificio, en la Gran Vía.

La juez considera que la declaración de Pujol Ferrusola es «imprescindible» para la causa, dada la «falta de concreción» de los miembros de la familia imputados sobre los ingresos, los importes y los conceptos de los fondos que tenían ocultos en el extranjero. Según deduce la magistrada de las declaraciones del resto de miembros del clan, Jordi Pujol Ferrusola fue el que gestionó los fondos ocultos entre los años 1990 y 1992 y quien, posteriormente, se encargó de realizar el reparto entre los siete hermanos y la madre, Marta Ferrusola.

De hecho, en sus comparecencias ante la comisión del Parlament que investiga la fortuna de los Pujol, todos los hermanos se remitieron a las explicaciones que daría ante la juez Jordi Pujol Ferrusola sobre el reparto de los fondos ocultos en Andorra y sus movimientos durante los años en que los gestionó.

La imputación de Pujol Ferrusola y su exmujer Mercè Gironés por parte del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz responde a un informe de Hacienda que detectó movimientos sospechosos de divisas del matrimonio durante ocho años (2004-2012) en trece países por 32 millones de euros.

Además de Jordi Pujol Ferrusola, la juez ha citado como testigo para hoy a Marta Pallerola Dolcet, a quien Mireia Pujol Ferrusola señaló como la persona que realizó las inversiones de sus fondos desde Andorra y que, según su versión, logró que la cantidad final de que dispone sea superior a la de sus hermanos. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Jordi Pujol Ferrusola admite que el legado de su abuelo se invirtió en productos opacos