Gao Ping seguirá en la cárcel porque podría «alterar la integridad física o psíquica» de los testigos

El abogado del presunto líder de la trama de blanqueo había invocado la libertad de Bárcenas para pedir su liberación, pero la Audiencia Nacional considera que la comparación «no es procedente ni adecuada»


Madrid

La Audiencia Nacional ha rechazado la excarcelación del presunto líder de la trama china de blanqueo de capitales desarticulada con la operación Emperador, Gao Ping, en prisión desde abril de 2013, al considerar que su salida de la cárcel podría «alterar la integridad física o psíquica de otros coimputados y testigos» que ya han sufrido «acciones de carácter intimidatorio».

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal rechaza el recurso de apelación presentado por la defensa de Gao Ping contra la prórroga de prisión por un máximo de dos años que fue dictada en enero pasado y destaca en un auto notificado este martes «la existencia de una hipótesis más que plausible de riesgo de fuga, destrucción o alteración de fuentes de prueba».

Los magistrados Antonio Díaz Delgado, Clara Bayarri y Fermín Echarri (ponente) ponen de manifiesto que la comparación entre la situación de Gao Ping y la de imputados en otras causas como el extesorero del PP Luis Bárcenas, que realizó su abogado, Jaime Sanz de Bremond en la vista de apelación, «no es procedente ni adecuada».

«Organización criminal»

En este sentido, recuerdan que al empresario chino «se le atribuye nada menos que la máxima posición jerárquica en el seno de una organización criminal» y que, según la instrucción, es «el organizador y planificador de toda la actividad objeto de investigación» y «ordena y consiente la utilización de la violencia o de las amenazas para cobrar las cantidades prestadas».

También se le investiga porque «ordena de forma directa las operaciones de envío y salida de dinero de forma irregular de España a la República Popular China, conoce los medios para justificar esos envíos y ostenta una importante capacidad para captar voluntades ajenas de funcionarios públicos y autoridades españolas en beneficio de la organización».

Riesgo de huida

El tribunal también destaca que, a pesar de la situación de arraigo en nuestro país, Gao Ping tiene una «importante posición económica» que le «facilitaría una salida sin problemas del territorio nacional», así como «un importante entramado societario» que no hace sino «dificultar la investigación y facilitar la ocultación de los bienes derivados de su actividad ilícita».

Además, la investigación ha puesto de manifiesto «la existencia de importantes cantidades de dinero no declaradas y de una contabilidad B aceptada» por él mismo que podría ser destinada a «inversiones tanto en España como en China». «Una hipotética fuga del ahora recurrente sería gravísima hasta el punto de dejar huérfana a la investigación de su principal imputado, con los inconvenientes y quebrantos que ello conllevaría», señala el auto.

De igual modo, los magistrados apuntan que la causa se encuentra todavía en fase de investigación y que están pendientes los análisis de la Agencia Tributaria sobre la documentación intervenida en los registros practicados en el momento de las detenciones, que se produjeron en octubre de 2012.

La defensa asegura que nunca ha intimidado a ningún testigo

La defensa de Gao Ping ha asegurado que su cliente nunca ha realizado «acción alguna de carácter intimidatorio, directa o indirectamente», contra ningún coimputado o testigo de la causa y señala que, transcurridos más de cuatro años desde la incoación del caso Emperador y más de dos desde que se produjeron las detenciones, al empresario «no se le ha imputado hecho concreto alguno que pudiera justificar una afirmación de este tipo».

«Realizar tales afirmaciones sin que haya persona alguna que haya manifestado haber sido objeto de intimidación por parte de Gao Ping, directa o indirectamente, supone situar a mi patrocinado en una situación de absoluta indefensión», señala el representante legal del empresario antes de añadir que, «si no se tiene noticia de ningún hecho concreto» en este sentido es «precisamente porque no ha existido».

Rechaza el riesgo de fuga

Rechaza también el letrado que su cliente mantuviera «estrechas relaciones» con autoridades y funcionarios españoles y se pregunta por qué, dos años y cinco meses después de los registros que se llevaron a cabo en la operación policial, existe riesgo de destrucción de pruebas o de fuga.

«La mayoría del más de un centenar de imputados en la presente causa son igualmente ciudadanos chinos y se encuentran todos ellos en libertad provisional, presentándose puntualmente en el juzgado, incluidos todos los familiares y amigos de Gao Ping que, según la Fiscalía, son los máximos dirigentes de la supuesta organización», señala.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gao Ping seguirá en la cárcel porque podría «alterar la integridad física o psíquica» de los testigos