Objetivo, el empleo: contrato indefinido con tarifa reducida

Entre las medidas económicas destacan la ley de segunda oportunidad para familias y la supresión de tasas judiciales


madrid / la voz

En el último debate sobre el estado de la nación de la legislatura, Rajoy ha dejado claro cuál es su apuesta para revalidar un segundo Gobierno: el empleo. Además de prometer la creación de tres millones de puestos de trabajo en la próxima legislatura, para la recta final el presidente ha ido sacando de la chistera toda una batería de medidas económicas con las que busca congraciarse con un electorado desencantado, asfixiado o, sin paliativos, cabreado. Una nueva vuelta de tuerca a los incentivos a la contratación indefinida, bonificaciones para los autónomos, la posibilidad de que las familias puedan librarse de las deudas r o la supresión de las polémicas tasas judiciales para las personas físicas son algunos de los caramelos que, con un más que evidente envoltorio electoral, repartió ayer Rajoy desde la tribuna de oradores del Congreso.

Cotizaciones sociales

Rebaja para los nuevos contratos indefinidos. A lo largo de la legislatura, el Ejecutivo ha ido poniendo en marcha sucesivas tarifas planas en las cotizaciones sociales (primero de 100 euros para la contratación indefinida o para la conversión de contratos temporales en indefinidos, de la que se han beneficiado más de 200.000 personas; y más tarde de 50 euros para fomentar el autoempleo). Ayer, el presidente anunció que pondrá en marcha una tarifa reducida para los nuevos contratos indefinidos, que se beneficiarán de un mínimo exento de cotización de 500 euros. Esta medida favorece especialmente a los colectivos con menor salario, ya que su cotización a la Seguridad Social se reducirá en torno al 70 %, que pasará al 50 % para los mileuristas y al 14 % para quienes tengan bases máximas de cotización.

Deudas

Más cerca de la dación en pago. El viernes, el Consejo de Ministros aprobará el decreto ley de Segunda Oportunidad que, como anunció ayer el presidente, facilitará a las familias la reestructuración y liberación de sus deudas, hasta ahora pensado para empresas. Las familias podrán recurrir también a un acuerdo extrajudicial de pagos que, según Rajoy, será un «procedimiento coordinado, transparente y reglado, que les permitirá negociar de forma unificada y supervisada con sus acreedores». Aunque los detalles se conocerán el viernes, el procedimiento para los particulares será sencillo y rápido, y posibilitará «el acuerdo de quitas, aplazamientos y otras formas de reducción de la deuda». Esto abre la puerta a la dación en pago reclamada por colectivos como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca o incluso el Defensor del Pueblo para poner fin al drama de quienes, pese a perder su casa, mantenían a perpetuidad la deuda con el banco. «Con la reforma, en el marco de un procedimiento controlado judicialmente y con garantías, será posible liberarse de esa losa», subrayó Mariano Rajoy. También se reformará el Código de Buenas Prácticas Bancarias, eliminando las cláusulas suelo, y se reducirá de quince a cinco años el plazo de prescripción para reclamar deudas.

Cheques familiares

Ayuda fiscal a las familias monoparentales. Los llamados «cheques familiares», es decir, la ayuda de 1.200 euros al año que instauró la reforma fiscal para familias numerosas o con ascendientes o descendientes con discapacidad a su cargo, ahora se extenderán también a las familias monoparentales con dos hijos. Es otra de las novedades anunciadas por Rajoy, que afectará en torno a un millón de personas. Las ayudas se mantendrán hasta que los hijos tengan 21 años o 25 si están estudiando.

Conciliación

Bonificación para los autónomos. En la misma línea de fomentar la conciliación de la vida profesional y familiar, el Gobierno bonificará un año el 100 % de la cotización social de los autónomos que tengan que reducir su jornada para cuidar a hijos menores de 7 años o de mayores dependientes, siempre que tengan que contratar a un trabajador para mantener su actividad.

Justicia

Adiós a las tasas judiciales. Una de las medidas más polémicas de Gallardón como ministro de Justicia tiene los días contados, al menos, parcialmente, ya que se eliminarán las tasas judiciales para las personas físicas, aunque se mantendrán para las empresas, algo a lo que se opone el Consejo General de la Abogacía, que reclama su supresión completa.

Corrupción

Recuperar lo sustraído. Mariano Rajoy anunció que este año se pondrá en marcha la Oficina de Gestión y Recuperación de Activos para localizar los bienes y ganancias provenientes del delito y su rendimiento se destinará a satisfacer las indemnizaciones de las víctimas. Lo que sobre lo destinará el Estado a proyectos sociales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Objetivo, el empleo: contrato indefinido con tarifa reducida