Marta Ferrusola en la comparecencia en el Parlament: «Cataluña no se merece esto»

La esposa de Jordi Pujol ha comparecido en la comisión de investigación sobre fraude, evasión fiscal y corrupción


Barcelona

La esposa del expresidente de la Generalitat, Marta Ferrusola, ha asegurado este lunes ante el Parlament que «nunca» viajó a Andorra para gestionar el fondo de dinero oculto que tuvieron 34 años sin regularizar y que las ocasiones que ha acudido al país pirenaico ha sido, en gran parte, para esquiar.

En respuesta a las preguntas del diputado de ERC, Oriol Amorós, en su comparecencia en la comisión de investigación sobre el fraude fiscal, ha tachado de «trola» que viajara en muchas ocasiones a Andorra.

Así, aunque en una de sus primeras intervenciones ha cifrado en tres las ocasiones en que ha viajado a Andorra, en otra ha concretado que a lo largo de su vida lo ha hecho unas diez ocasiones -cuatro, para esquiar con la Fundación de Oncología Infantil Enriqueta Villavecchia-.

«Esquiamos y ya está», ha aseverado Ferrusola, pese a que al inicio de su comparecencia había advertido de que se acogía a su derecho de no declarar.

Al preguntársele de nuevo si viajó al Principado para hacer gestiones directas del fondo de dinero, se ha limitado a responder con un «nunca».

Sin embargo, el teniente coronel de la Guardia Civil destinado en Andorra José Matas Zapata -jubilado hace 15 años-, afirmó hace tiempo en la misma comisión que cuando desempeñaba «funciones consulares» era él el encargado de pedir al Gobierno andorrano el permiso para que los escoltas -mossos d'Esquadra- que viajaban con ella pudieran entrar al Principado con sus armas.

Matas Zapata explicó entonces que, teniendo él constancia, estos viajes de Ferrusola -a la que a veces acompañaba alguno de sus hijos- se producían cada dos o tres meses entre, aproximadamente, 1991 y 1997.

Este lunes, Ferrusola ha recurrido a la ironía al preguntársele si la acompañaban en sus viajes al Principado agentes de los Mossos armados: «Sí, hasta arriba: cuatro fusiles, seis escopetas y un tanque. ¡Por el amor de Dios!».

Además, ha acusado a algunos de los comparecientes, como el propio Matas Zapata y el exjefe de prensa de Jordi Pujol Ramon Pedrós, de mentir ante el Parlament.

Amorós también le ha preguntado por los negocios y los contratos de sus hijos con la Generalitat, a lo que Ferrusola ha asegurado que ignora cuántos de ellos han tenido este tipo de relaciones con la administración catalana, y le ha retado a descubrir «la verdad» de todos los casos de los que se habla.

Sí ha admitido que, cuando ella tenía una floristería, hizo un regalo a su marido: «Fue una sola cosa, un regalo que le hice a Pujol: ponerle flores en su despacho. Supongo que esto podía hacerlo, ¿no?».

Los hijos de los Pujol

A preguntas del diputado del PSC Jordi Terrades, ha negado que su marido favoreciese los negocios de sus hijos mientras era presidente de la Generalitat y ha dicho que su ayuda se enmarcó únicamente en «lo que hace un padre» por sus hijos, pero sin favorecerse de su cargo público.

Al preguntársele si no cuestiona a sus hijos sobre cómo ham mantenido un ritmo tan elevado de vida, ella ha negado que sea así; y sobre los coches de lujo comprados por su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, ha dicho en referencia a un Ferrari: «¿Usted sabe cómo lo ha comprado? Destartalado completamente, y luego lo hizo arreglar».

Cuenta corriente

También ha dicho no acordarse del año en que se creó la cuenta corriente de ingreso de la supuesta herencia familiar: «Mi memoria es muy pequeña».

Ha reconocido que sabía que la gestión del fondo oculto la asumió su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, a partir de 1990.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marta Ferrusola en la comparecencia en el Parlament: «Cataluña no se merece esto»