El PSOE entra en combustión a tres meses de las elecciones municipales

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Tomás Gómez recibe el apoyo de Antonio Carmona, candidato a la alcaldía de Madrid, quien defendió la honradez del destituido.
Tomás Gómez recibe el apoyo de Antonio Carmona, candidato a la alcaldía de Madrid, quien defendió la honradez del destituido. Ballesteros efe

Sánchez fulmina a Gómez y abre una crisis sin precedentes en el partido, en el que solo Carme Chacón sale en defensa del exlíder socialista madrileño

12 feb 2015 . Actualizado a las 10:36 h.

A 36 días de las elecciones andaluzas, y a poco más de cien de los comicios autonómicos y municipales, el PSOE se dispone a entrar en una fase de inestabilidad y de guerra interna tras la decisión del secretario general, Pedro Sánchez, de destituir al líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, y la declaración de este en rebeldía para defender su cargo con uñas y dientes, llevando incluso el conflicto hasta los tribunales de justicia si es necesario, algo sin precedentes.

La ejecutiva federal del PSOE acordó por sorpresa la destitución de Gómez y de toda su ejecutiva, aunque, en una muestra de la confusión generada, lo mantiene por el momento como candidato a la Comunidad de Madrid a la espera de encontrar un relevo. El PSOE de Madrid queda ahora en manos de una comisión gestora dirigida por el diputado Rafael Simancas, que quedó apeado de la presidencia de la Comunidad de Madrid por el escándalo del tamayazo.

La decisión de Sánchez, según explicó el secretario de Organización, César Luena, es consecuencia directa de la investigación de la fiscalía por el sobrecoste, en 41 millones de euros en la construcción del tranvía de Parla, ciudad madrileña de la que Gómez fue alcalde entre 1999 y 2008, época en la que se tomaron las decisiones bajo investigación. Pero, según Luena, ha pesado también el «deterioro grave» de la imagen del PSM, la «inestabilidad orgánica» del partido en las localidades de Parla, Aranjuez y Leganés y la dimisión del expresidente del PSM Juan Barranco .