La oposición acusa al Ejecutivo de avalar la cadena perpetua encubierta

Enrique Clemente Navarro
enrique clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El PP afirma que el nuevo Código Penal aumenta la protección de las víctimas

16 ene 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

La Comisión de Justicia del Congreso comenzó a debatir ayer la reforma del Código Penal que introduce por primera vez en el ordenamiento jurídico español la pena de prisión permanente revisable, suprime las faltas e incorpora medidas anticorrupción. La oposición criticó duramente la reforma, en especial la prisión permanente revisable, por considerarla una cadena perpetua encubierta; acusó al Gobierno de endurecer en exceso las penas sin ser España un país de elevada criminalidad; y valoró como insuficientes las iniciativas contra la corrupción. El PSOE exigió avanzar en el decomiso del patrimonio de los corruptos, CiU acusó al PP de buscar un «lavado de imagen», y UPyD calificó de «escandaloso» que no se tipifique la existencia de cajas B en los partidos y el patrimonio no declarado en el extranjero.

Devolver el dinero

El portavoz de Justicia del PP, José Miguel Castillo, aseguró que España es uno de los pocos países europeos que no dispone de un sistema de prisión permanente revisable, con el que ya cuentan Alemania, Italia, Reino Unido y Suiza. Sostuvo que el nuevo Código Penal protege más a las víctimas de la violencia de género, abusos sexuales, trata de seres humanos o delitos de carácter racista y persigue más la pornografía infantil o el maltrato animal.

Castillo destacó la tipificación de la financiación ilegal de los partidos, que penará con entre uno y cinco años de prisión a quien reciba donaciones ilegales o participe en «estructuras y organizaciones» que tengan por objeto financiar una formación política al margen de la ley. También resaltó que los condenados por corrupción no accederán a la libertad condicional ni a beneficios penitenciarios si no han devuelto el dinero sustraído, y el aumento de las penas de inhabilitación para las autoridades y funcionarios corruptos.