Velasco abrirá juicio del caso Ellacuría porque el de El Salvador fue un fraude

Considera que las irregularidades habilitan la continuación del procedimiento abierto en su juzgado contra trece exmilitares

Colpisa

El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco elevó ayer una exposición razonada a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo antes de decretar la apertura de juicio oral contra los militares salvadoreños acusados de asesinar a cinco jesuitas españoles en El Salvador en noviembre de 1989. La investigación afecta a trece exuniformados que tirotearon al religioso Ignacio Ellacuría y a otras siete personas, dos de ellas empleadas domésticas.

Velasco retiró en marzo su procesamiento por crímenes de lesa humanidad y argumentó que España seguía teniendo jurisdicción para investigar los hechos porque cinco víctimas eran españolas, pese a los límites a la jurisdicción universal introducidos por el Gobierno. El instructor considera ahora que el «fraude» detectado en el juicio celebrado en el país centroamericano habilita la «continuación» del procedimiento, ya que ese acto tenía la «aparente cobertura de un proceso formal», pero estaba «tan influido e intervenido» que llegó a resultados de «no justicia» y en una «impunidad absoluta».

Continúa con que la Ley Orgánica del Poder Judicial permite la no aplicación del principio de cosa juzgada puesto que «se simuló un procedimiento y una sentencia» en El Salvador y esta «inefectiva justicia» culminó en la impunidad de los presuntos responsables. Y ofrece al Supremo toda la documentación sobre las presuntas irregularidades del caso. En mayo del 2102, la Corte Suprema de El Salvador rechazó por nueve a tres la entrega de los trece exmilitares sospechosos de haber asesinado a los sacerdotes jesuitas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Velasco abrirá juicio del caso Ellacuría porque el de El Salvador fue un fraude