Efe | Europa Press

Un hombre ha empotrado a primera hora de la mañana de este viernes un coche cargado con bombonas de gas butano y sacos con abono industrial en la sede nacional del PP, en la calle de Génova de Madrid, y al ser detenido ha declarado a la Policía que ha cometido la acción porque está arruinado. El arrestado, identificado como Daniel Pérez Berlanga, de 37 años y natural de Bronchales (Teruel), ha declarado a los agentes que era empresario y que se encuentra desesperado tras haberlo perdido todo. Estuvo ingresado en la Unidad de Psiquiatría del Hospital Royo Villanova de Zaragoza por problemas mentales, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

En las primeras explicaciones que ha dado a los agentes en la comisaría de Policía, este hombre ha explicado que ha atacado la sede nacional del PP como podría haberlo hecho en la sede de otro partido o en el Congreso de los Diputados. Según ha dicho, para él todos los políticos son iguales.Por su parte, el alcalde de Bronchales, Francisco Nacher, ha explicado a Efe que el detenido está soltero, procede de una familia «absolutamente normal», que no aparentaba tener «graves problemas económicos», aunque él sí «llevaba unos años en el paro».

El hombre ha conseguido meter el coche, un Citroen Xantia, en la entrada de la sede del PP y técnicos especialistas en desactivación de explosivos (Tedax) han encontrado en su interior dos bombonas de gas butano y varios sacos que contenían abono industrial de la marca Afos. El jefe superior de Policía, Alfonso José Fernández Díez, ha explicado esta tarde que aunque se trataba de un artefacto casero contaba con todo lo necesario y estaba preparado para explotar en una hora y media. Contenía 5,8 kilos de nitrato amónico, mezclado con combustible, y se habían adosado dos bombonas de gas butano, un temporizador y un iniciador, fabricado a partir de cabezas de cerillas. «El fallo o no del artefacto iba a depender del iniciador, que eran cabezas de cerillas, y si lo hubiera encendido podría haber funcionado», ha explicado el mando policial, que ha incidido en que de haber explosionado «habría causado graves daños» tanto en la sede del PP como en los edificios aledaños.

Problemas psiquiátricos

El director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, ha asegurado hoy que el detenido no tiene ninguna vinculación terrorista y se trata de un individuo que al parecer ha tenido «algún problema psiquiátrico». «Con la información de la que disponemos hasta ahora, no se puede deducir ningún tipo de vinculación con organización terrorista alguna, sino de una persona que ha empotrado este vehículo de forma individual», ha explicado Cosidó a los periodistas antes de presentar los nuevos carteles sobre violencia machista que exhibirán los coches patrulla de la Policía. Aunque los especialistas de Científica serán los que finalmente determinen qué contenía el vehículo, el director de la Policía ha apuntado a una mezcla de gasolina con fertilizante.

Tras señalar que la sala del 091 ha recibido el aviso a las 7:12 horas, Cosidó ha explicado que en una primera inspección del vehículo empotrado en la sede del PP, situada en la calle Génova, los Tedax han determinado que «hubiera sido difícil» que el artefacto explosionara, ya que era «rudimentario» y ha sido de inmediato «completamente desactivado».

El coche ha llegado hasta las escaleras

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado en declaraciones a Esradio que el coche ha llegado «hasta las escaleras» que conducen a la sala de prensa y que casi atropella a una empleada de limpieza porque circulaba a una velocidad «increíble». Ha explicado que ha irrumpido en la sede del PP a través de la cristalera del esquinazo de la calle de Génova y ha atravesado la entrada hasta llegar a la escalera que conduce a la primera planta. Aguirre ha indicado que el detenido ha asegurado que en el coche había en unos sacos «una fiambrera con un detonador» que iba a hacer explosión en una hora, lo que no ocurrió.

Nada más producirse el suceso la Policía Nacional ha desalojado la zona en la que ha establecido un amplio cordón y ha desplazado varias unidades de intervención, además de los Tedax, al lugar, donde también se han personado efectivos de bomberos y donde sobrevolaban varios helicópteros.

Además por motivos de seguridad y a petición de la Policía Nacional fue interrumpido desde las 7:22 horas el servicio de Metro en la línea 4 entre las estaciones de Goya y San Bernardo, y los trenes no paraban en la de Alonso Martínez de las líneas 5 y 10.

Asimismo, fueron cortados todos los accesos a la calle de Génova tanto al tráfico como a los peatones, lo que ha provocado un colapso de circulación.

Miriam Juárez, una mujer que se encontraba en la estación de metro de Alonso Martínez ha explicado a Efe que un miembro de seguridad de la Empresa Municipal de Transportes ha dicho a los viajeros que salieran «rapidito» a la calle y que les han desalojado por una salida que da a la calle de Almagro.

«Se le ha ido la pinza»

El detenido tuvo un episodio de depresión «hace 10 o 12 años» y llegó a robar un coche de un vecino, pero actualmente no parecía tener ningún problema y se encontraba bien, según ha relatado el alcalde de su localidad, Bronchales (Teruel). En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, el alcalde, Paco Nacher Dobón (CHA), ha relatado que el detenido es soltero, que vive cerca de la casa de sus padres, y que el pueblo, que tiene 380 habitantes, está «consternado». «No sé qué le ha podido pasar, se le ha ido la pinza, estamos sorprendidísimos», ha admitido el regidor. El hombre detenido está incluido en una bolsa de empleo del municipio. Según consta en el acta levantada por el citado ayuntamiento, el pasado 29 de agosto se constituyó un tribunal calificador para valorar las pruebas selectivas de los aspirantes a proveer la plaza de «vigilante informador de aprovechamiento micológico».

El vicesecretario general de Organización del PP, Carlos Floriano, ha llamado a la serenidad a la espera de la investigación, mientras que responsables del partido contactaron con los trabajadores del mismo para que no acudieran a la sede hasta nuevo aviso.Por su parte, el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, ha atribuido en declaraciones a RNE la acción a «una decisión alocada» de una persona que está «desequilibrada». La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha pedido también «tranquilidad» y «esperar a saber exactamente qué es lo que ha inducido a esta persona a estrellarse contra Génova».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
147 votos

El detenido por empotrar su coche contra la sede del PP en Madrid declara que «todos los políticos son iguales»