Israel ataca al Congreso por la votación favorable al reconocimiento del Estado palestino

El Gobierno de Tel Aviv afirma que «habría sido mejor que el Parlamento español condenara la horrible matanza que los palestinos cometieron en una sinagoga en Jerusalén»


Israel ha reaccionado rápido al voto del Congreso de Diputados favorable al reconocimiento de Palestina como Estado, diciendo que «alienta a los palestinos a adoptar posiciones cada vez más extremistas», según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores. «La declaración del Congreso solo puede alejar las posibilidades de lograr un acuerdo entre Israel y los palestinos», indicó el comunicado.

«Habría sido mejor que el Parlamento español condenara la horrible matanza que los palestinos cometieron en una sinagoga en Jerusalén», el martes, donde murieron siete israelíes, concluye el comunicado.

No es la primera vez que el Gobierno de Tel Aviv responde con agresividad y contundencia a una decisión de un Parlamento español. En mayo situó al gallego entre sus enemigos extremistas por una declaración institucional aprobada de forma unánime, en la que se reconocía el «derecho al retorno» de los palestinos que fueron expulsados de sus tierras tras la guerra que siguió a la creación del Estado israelí, en 1948. Fue el embajador de Israel en España, Alon Bar, el primero en mostrar su malestar. Bar no pasó por alto esta resolución y, a través de una carta, expresó su protesta enérgica por considerar que con el acuerdo refrendado de forma unánime por PP, PSdeG, AGE y BNG, la Cámara autonómica «se une a los peores y más extremistas enemigos de Israel» que solo buscan la «desaparición» del Estado hebreo.

De esta forma, el Congreso de los Diputados adoptaba este martes una postura semejante a la del Parlamento gallego a través de una polémica moción en la que se instaba al gobierno a reconocer al Estado palestino. Dicha proposición afirma que el reconocimiento, sin embargo, «debe ser consecuencia de un proceso de negociación entre las partes» y pide «promover de manera coordinada en el seno de la Unión Europea» dicho reconocimiento.

Como cabía esperar, la reacción israelí no se ha hecho esperar, y los responsables del Ejecutivo de Netanyahu han censurado la postura de los españoles. «Vemos lamentablemente en Europa un apoyo creciente a la estrategia unilateral de los palestinos», se quejaba el miércoles Emmanuel Nahshon, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores. «Ese apoyo ciego a los palestinos no sirve a las negociaciones ni a la causa de la paz», sentenció.

Pero la declaración de intenciones española no es la primera. A finales del mes de octubre, Suecia iniciaba el camino con un reconocimiento, el primero de parte de un gran país de Europa del Oeste, que había sido celebrado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, que la calificó de «valiente e histórica». Muy diferente fue la reacción de Israel, quien convocó a su embajador en Estocolmo, Isaac Bachman, para apartarlo de un país al que todavía no ha retornado.

Según la Autoridad Palestina, unos 135 países reconocieron a Palestina, entre ellos ocho miembros de la Unión Europea: Suecia, República Checa, Hungría, Polonia, Bulgaria, Rumania, Malta y Chipre. Algunos de ellos lo habían hecho antes incluso de ingresar en la UE.

Por su parte, la Asamblea Nacional francesa se pronunciará el 28 de noviembre próximo sobre una moción que «invita» al gobierno a reconocer al Estado palestino. Otra moción similar será sometida a votación en el Senado francés el 11 de diciembre. Los diputados británicos también adoptaron en octubre pasado una moción pidiéndole al gobierno que reconozca a Palestina como estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Israel ataca al Congreso por la votación favorable al reconocimiento del Estado palestino