Pablo Iglesias aboga por reducir la educación concertada y no financiar a centros que segregan por sexo

La Voz EUROPA PRESS | EFE

ESPAÑA

En una entrevista en «El Objetivo» de La Sexta, aseguró que convocará un referéndum revocatorio si incumple su programa, defendió la salida de los presos de ETA de la cárcel y apostó por un proceso constituyente en Cataluña

17 nov 2014 . Actualizado a las 17:12 h.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido el legado de la Venezuela de Hugo Chávez en cuestiones como su reforma constitucional y ha prometido hacer como el exmandatario y someterse a un referéndum revocatorio en caso de incumplimiento de su programa electoral si gana las elecciones. «Vamos a preguntar muchas veces, no nos asusta que la gente vote», ha asegurado.

En una entrevista en El objetivo de laSexta, que vieron tres millones de personas, Iglesias ha defendido que siente «envidia» de algunas cosas de Venezuela como la posibilidad de revocar a su presidente. En este sentido, ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que haga como Hugo Chávez y «se enfrente a un referéndum revocatorio» por haber incumplido su programa electoral.

El eurodiputado ha criticado al Partido Popular al entender que «está utilizando el sufrimiento» del dirigente opositor venezolano Leopoldo López y el de su mujer para tratar de «hacer daño a Podemos». Según Pablo Iglesias, este partido está a la espera de recibir toda la documentación sobre este caso para decidir si, como ha reclamado la mujer de Leopoldo López, media ante el Gobierno de Nicolás Maduro para pedir la excarcelación del opositor venezolano.

Renta básica o adelanto de la edad de jubilación

Pablo Iglesias ha reconocido que ahora es «más prudente» que cuando hablaba tiempo atrás «sin responsabilidades políticas». De hecho, el líder de Podemos se ha remitido a su promesa de «escuchar a todos» y formar «el gobierno de los mejor preparados» para, de esta forma, evitar concretar aspectos de su reforma laboral, la renta básica o el adelanto de la edad de jubilación.

«Las cuentas que no salen», ha respondido al ser interrogado sobre la indefinición de sus promesas, «son la de los brotes verdes del Gobierno, la de la malnutrición infantil o el número de parados». Dicho esto, Pablo Iglesias ha insistido una y otra vez en que Podemos «estará encantado de reunirse con todo el mundo», incluyendo a la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, a quien no ha situado hoy entre lo que él define como casta. «Será casta de la mala en el momento en que llame a un dirigente político para decirle lo que tiene que hacer», ha especificado.

Confluencia con Izquierda Unida

Pablo Iglesias ha hecho suya la frase de Julio Anguita para defender el «programa, programa, programa» como base para cualquier confluencia política en el futuro. Dicho esto, ha elogiado la «altura política» del actual coordinador federal de IU, Cayo Lara, por anunciar que no se presentará como candidato a las próximas generales, abriendo el camino a una generación de jóvenes dirigentes como su «amigo» Alberto Garzón, de quien ha elogiado su «talento».

El líder de Podemos ha prometido también «mano dura» frente a la corrupción y, en este caso, sí ha concretado que su apuesta será a favor de apartar de cualquier cargo público a quien sea señalado por un juez como imputado, sin esperar a la apertura de un juicio oral.

Reducción de la educación concertada

En materia de educación, abogó por reducir la educación concertada, y que no se financie con dinero público métodos educativos privados que, entre otras cosas, «segregan a niños y niñas». Ha especificado que la «reduciría a situaciones experimentales» y que pondría fin a la financiación de escuelas que segregan entre géneros o cuyos métodos educativos son decididos por entidades privadas, al margen del control público.