Imputan por homicidio al conductor del bus con 14 fallecidos en Murcia

El número de heridos asciende a 28, de los que 11 están en estado grave. La distracción y el exceso de velocidad, posibles causas del siniestro. La jueza tomará el lunes declaración al chófer

;
Tragedia en Murcia Catorce personas perdieron la vida al caer un autobús por un terraplén

Tragedia en Murcia. Catorce fallecidos y 28 heridos de diversa consideración es el balance del accidente de un autobús ocurrido a las 23.20 horas del sábado en la Venta del Olivo, en Cieza, al caer por un terraplén de unos quince metros cuando regresaba al municipio murciano de Bullas desde Madrid. Tanto las víctimas mortales como los heridos son vecinos del pequeño municipio vitivinícola de Bullas, a donde se dirigían tras asistir en la capital del Estado a un acto religioso de devoción a la Madre Maravillas.

Un total de once personas de las 28 ingresadas la pasada madrugada tras el accidente de tráfico ocurrido en el municipio de Cieza (Murcia) permanecen en diferentes centros hospitalarios de la Región y de la provincia de Albacete. De estos 28 pacientes, diez estaban esta mañana en estado grave, pero en las últimas horas se ha sumado uno más que se encontraba en observación y que ha pasado esta tarde a la Unidad de Cuidados Intensivos en el hospital Reina Sofía. Los heridos graves se encuentran tres en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca, tres en el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao, dos en el Hospital General Universitario Morales Meseguer, uno en Caravaca de la Cruz y otro en Hellín, en Albacete. Por otra parte, hay 18 personas con heridas de diversa consideración, de las que ocho se encuentran en el Hospital de la Vega Lorenzo Guirao, tres en el Morales Meseguer, cinco en la Arrixaca, dos en Caravaca y uno en Hellín.

La titular del juzgado de primera instancia e instrucción número 4 de Cieza tomará el lunes declaración al conductor del autobús siniestrado, detenido a primera hora de esta tarde, tras recibir el alta hospitalaria, informó hoy el Tribunal Superior de Justicia de Murcia. El conductor será puesto a disposición judicial una vez que concluyan las diligencias policiales, previsiblemente durante la jornada de mañana. Igualmente la juez que dirige la instrucción, recibido el atestado policial, con las primeras actuaciones realizadas por las fuerzas y cuerpos de seguridad y el testimonio que proporcione el conductor, determinará las diligencias a practicar en el curso del procedimiento de Diligencias Previas que ha incoado el juzgado.

El accidente, el tercero más grave desde el año 2000, ocurrió cuando el vehículo cayó por un terraplén en el puente que cruza la Venta del Olivo con la carretera de Calasparra. Fuentes de la investigación apuntan a la distracción y al exceso de velocidad como posibles causas del siniestro. Sin embargo, aclaran que el conductor del vehículo, que dio negativo en las pruebas de alcoholemia y drogas, indicó a los agentes de la Guardia Civil de Tráfico que le habían fallado los frenos. El chófer, que sufrió un ataque de ansiedad y esta mañana ha tenido que ser hospitalizado a causa de una arritmia, va a ser imputado de los presuntos delitos de homicidio, lesiones y conducción imprudente, según informa el delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana.. Tanto él como el segundo conductor han sufrido heridas leves. El delegado del Gobierno ha señalado que cuando el conductor reciba el alta médica «se actuará según lo que indiquen los protocolos» y declarará ante la Guardia Civil como paso previo a su puesta a disposición judicial.

El autobús matriculado en el 2001 había pasado ayer mismo la ITV y tenía instalados cinturones de seguridad en todos los asientos, aunque al parecer no todos los viajeros lo llevaban abrochado. Una grúa levantó esta tarde el vehículo y lo trasladó unos doscientos metros hasta la carretera, donde permanece custodiado.

Catorce fallecidos

En las últimas horas fuentes sanitarias han elevado a 14 la cifra de víctimas mortales en el accidente después de que una persona, que no ha sido identificada y que se encontraba ingresada en estado crítico en el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, haya fallecido a media mañana. En un comunicado, el Gobierno murciano ha precisado que el último balance oficial sitúa en 28 los heridos hospitalizados, de los cuales diez se encuentran en estado grave y otros 18 sufren heridas de menor envergadura.

Según el Centro de Emergencias de la Comunidad Autónoma, diez de las víctimas murieron en el acto y el resto de personas fueron evacuadas todas ellas a distintos hospitales de Cieza, Murcia, Caravaca de la Cruz y Hellín, en Albacete. Las otras cuatro víctimas mortales murieron en los hospitales a los que fueron conducidos.

Los cuerpos de los fallecidos han sido trasladados al tanatorio al Pabellón Juan Valera de Bullas, en donde se va a instalar la capilla ardiente. De este modo, el traslado ha comenzado una vez que el Instituto de Medicina Legal de Murcia concluyera con las autopsias y procediera a entregar los cuerpos a sus familiares, un proceso que ha concluido a las 16.00 horas de esta tarde.

«No puedo frenar, no puedo frenar»

El autobús en el que viajaban 55 pasajeros y dos conductores se desplazaba a Bullas (Murcia) procedente de Madrid, donde había participado en un acto religioso, en una excursión organizada por el párroco de esa localidad. El vehículo circulaba por la A-30, había parado a descansar en La Roda (Albacete) y poco después se incorporó a la RM-730 saltándose varias señales de límite de velocidad y un «stop», según informan a Efe diversas fuentes.

Debido a ello cayó por el terraplén y como consecuencia del impacto han muerto 14 personas.

Según informa el periódico La Verdad de Murcia, «no puedo frenar, no puedo frenar» fue el grito desesperado que el conductor compartió con los pasajeros antes de que se produjera el fatal desenlace.

Un vecino de Bullas asegura que así se lo transmitió su hija -que viajaba en el vehículo junto a su madre- con la que pudo hablar antes de que fuera traslada al hospital.

«Me dijo que unos segundos antes del accidente, el conductor se puso a gritarle a su compañero que no le respondían los frenos», ha explicado el vecino.

Los supervivientes del siniestro del autocar, que quedó volcado sobre un lateral de la carretera, a unos quince metros de profundidad, fueron rescatados y trasladados a hospitales de Murcia y Cieza así como a Hellín (Albacete). Entre las víctimas mortales se encuentra el párroco de Bullas, de 38 años, que murió al poco de su ingreso en el hospital de Cieza.

A los pocos minutos del siniestro los vecinos de Bullas se fueron enterando de lo ocurrido y, en algunos casos, se acercaron hasta el lugar del accidente para conocer el estado de las víctimas.

Operativo de rescate

En el lugar de los hechos se desplegó un importante operativo asistencial y de rescate, que se veía a mucha distancia del lugar del siniestro, en el que participaron agentes de la Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil, efectivos del Consorcio de Extinción de Incendios y sanitarios del Servicio Murciano de Salud. Las autoridades habilitaron de madrugada un punto de encuentro con las familias de los viajeros de este autobús en el pabellón Juan Valera de Bullas, donde les dieron el listado de heridos y el lugar en el que se encuentran, y donde podrían tener lugar los funerales.

El obispo de la Diócesis de Cartagena, Juan Antonio Lorca Planes, expresó de madrugada a los periodistas desde el lugar de la tragedia la consternación por lo ocurrido, y explicó que, al margen de las pruebas de identificación de las víctimas, en este viaje participaba «bastante gente joven».ç

Los reyes asistirán mañana al funeral

Los reyes asistirán este lunes al funeral que se celebrará por las víctimas del accidente de autobús que este sábado se ha producido en Cieza (Murcia). El acto tendrá lugar a las 11.00 horas en el Pabellón Juan Valera de Bullas, la localidad de la que eran originarios los fallecidos.

El Gobierno estará representado por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Además, acudirán el delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana; el subsecretario del Ministerio del Interior, Luis Aguilera, y la directora general de Tráfico, María Seguí, entre otras autoridades.

Tercer accidente más grave de autobús desde el año 2000

El accidente de autobús registrado esta noche en la Venta del Olivo (Murcia) en el que han fallecido al menos diez personas, todos ellos excursionistas de la localidad de Bullas, es el tercero más grave de los registrados en España desde el año 2000. La cronología de los principales accidentes de autocar o autobús con más de siete víctimas mortales es la siguiente:

06-07-2000.- Veintiocho muertos y trece heridos graves, la mayoría adolescentes, al chocar un autobús de estudiantes catalanes y un camión que transportaba ganado, en el kilómetro 159 de la N-122, en el término municipal de Golmayo (Soria).

11-02-2001.- Siete muertos y doce heridos al salirse de la autovía N-VI, a la altura del término municipal de Orbigo (Avila), el autobús en el que viajaban hacia Madrid.

14-11-2001.- Veinte jubilados muertos y 22 heridos al salirse de la carretera, en Villarrasa (Huelva), el autobús en el que viajaban. Las víctimas, que procedían de Barcelona y Tarragona, regresaban de una excursión hacia un hotel de Matalascañas.

21-05-2006.- Siete personas, entre ellas un bebé de 18 meses, fallecen y 26 resultan heridas -seis en estado crítico- al salirse de la vía, en la A-1, a la altura de Pedrezuela (Madrid), su autocar. Los pasajeros, magrebíes pero vecinos de Bélgica, regresaban de pasar unos días con sus familias en Tánger.

19-04-2008.- Nueve turistas finlandeses muertos y 38 heridos al volcar un autobús en la ciudad malagueña de Benalmádena por el adelantamiento antirreglamentario de un todoterreno, cuyo conductor tenía una tasa de alcoholemia del doble de lo permitido.

17-08-2008.- Ocho muertos, entre ellos un niño, y 45 heridos, al derrapar el autocar en el que viajaban ciudadanos magrebíes, cuando se trasladaban desde Marruecos a Francia, en la AP-7, a la altura de Oropesa del Mar (Castellón). El accidente se produjo al reventar una de las ruedas del vehículo. Entre los fallecidos figuran dos españoles, uno de ellos, el conductor del autobús.

08-07-13.- Mueren nueve personas y 22 resultan heridas, seis de ellas graves, al volcar un autobús de línea de la empresa CEVESA, en la N-403, en Tornadizos (Ávila). El conductor, que resultó ileso y quedó en libertad provisional, fue acusado de nueve posibles delitos de homicidio imprudente, tras confesar que se había quedado dormido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
44 votos

Imputan por homicidio al conductor del bus con 14 fallecidos en Murcia