Manuel Ballbé: «La consulta es una aberración sin las mínimas garantías»

Enrique Clemente Navarro
enrique clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Advierte de que los que no vayan a votar figurarán en una peligrosa lista negra

08 nov 2014 . Actualizado a las 08:28 h.

Manuel Ballbé (Barcelona, 1951), catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Autónoma de Barcelona, es muy crítico con el llamado proceso participativo del 9-N, que considera una «aberración» que carece de las mínimas garantías democráticas.

-¿Cómo valora la consulta?

-Las mesas no se forman por sorteo sino por voluntarios que pertenecen a un solo bando, el independentista, porque, claro, quién se va a presentar sin la camiseta amarilla. No hay interventores de todos los partidos. Esto supone una vulneración del principio democrático más importante, que es que las mesas estén controladas y se constituyan por sorteo. Pero lo más grave son las listas. Habrá una lista blanca donde estén los que han votado y una lista negra con los demás, que se apropian estos voluntarios. Todo el mundo sabrá quién ha ido a votar y quién no. No se garantiza la privacidad. Los funcionarios que no se hayan apuntado como voluntarios quedarán retratados ante sus jefes políticos. Y si no van a votar también quedarán registrados. Hay un miedo que no se visualiza, pero que está ahí.

-Pero los partidarios de la consulta argumentan que los catalanes tienen derecho a expresar su opinión sobre su futuro.