Monago se encastilla: «No se me ha pasado por la cabeza dimitir»

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Jero Morales

El exsenador del PP, presidente de Extremadura, intenta frenar el escándalo causado por sus 32 viajes a Canarias con cargo al presupuesto de la Cámara Alta

07 nov 2014 . Actualizado a las 23:37 h.

El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para intentar frenar el escándalo causado por sus 32 viajes a Canarias como senador entre el 2009 y el 2010.

El barón del PP, que gobierna en minoría (sostenido de forma más o menos explícita por Izquierda Unida en el parlamento extremeño) no dimite. Justifica sus viajes por su labor como representante público. Ante los medios declaró que «cuándo he hecho un viaje privado, lo he pagado yo», pero no dio más detalles sobre sus visitas al archipiélago canario. Simplemente se limitó a decir que eran por motivos laborales. Los hizo en clase business.

Monago dijo que iba a acudir a la Fiscalía y aludió a una persecución política como explicación del escándalo. «Yo ya lo sabía, ha ocurrido por querer cambiar las cosas», dijo antes de aludir a una supuesta conspiración para quitarle de la carrera hacia las urnas: «Yo ya lo esperaba, sobre todo ahora que se acercan las elecciones». Monago también dijo que nadie le iba «a callar» porque no tiene «nada que temer». Y se negó a hablar de su vida privada, pese a las informaciones que revelan que el motivo de sus viajes era visitar a una mujer con la que entonces mantenía una relación, Olga Henao Cárdenas, militante del PP.

El PP extremeño, así como el grupo popular en el Senado, justificaron ayer los viajes de Monago a Canarias en que tenía asignados en su labor parlamentaria los territorios de Extremadura, Canarias y Andalucía.

IU descarta pedir la dimisión

Después de la comparecencia de Monago y ante la negativa del presidente a presentar su dimisión, el coordinador general de Izquierda Unida (IU) en Extremadura, Pedro Escobar, ha descartado pedir la dimisión del mandatario pero sí que ha exigido que devuelva el dinero de los viajes que realizó a Canarias. «Parece bastante evidente» que fueron viajes privados, sentenció Escobar. El portavoz ha calificado el asunto como «feísimo», y ha querido dejar claro que le da igual que Monago viajase a Canarias «a visitar a una persona o a hacer pesca submarina o buceo», para después añadir que lo que le preocupa es que «los viajes privados se pagan con dinero privado», sin «aprovecharse de la situación institucional». No obstante, ha querido ser «prudente» a la hora de «decir a nadie lo que tiene que hacer» y ha defendido que la «situación específica del señor Monago no tiene por qué cambiar la política de la comunidad», en un momento en el que se están negociando los presupuestos regionales. El PP gobierna en Extremadura sin mayoría absoluta gracias a la abstención de los diputados de IU y regionalistas.

Una opinión muy diferente es la que tiene la portavoz del PSOE extremeño, Isabel Gil Rosiña, quien ha pedido la «inmediata dimisión» del presidente por no haber aclarado los motivos «políticos y parlamentarios» de sus 32 viajes a Canarias durante su etapa como senador. Ha insistido en que a su partido «no le interesa la vida privada» del presidente extremeño, pero sí el destino que se ha dado al dinero público, un aspecto que, según ha reiterado, el jefe del Ejecutivo extremeño «no ha aclarado».