El presidente del Tribunal Supremo: «La ley está pensada para el robagallinas, no para el gran defraudador»

Carlos Lesmes admite que esto supone un gran traba para la lucha contra la corrupción


El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha manifestado este martes que la actual ley procesal está «pensada para el robagallinas, no para el gran defraudador», y que ello supone una gran traba para la lucha contra la corrupción.

Lesmes ha realizado estas manifestaciones durante una intervención en un foro al que acudieron los ministros de Justicia e Interior, Rafael Catalá y Jorge Fernández Díaz; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y numerosos representantes del mundo de la justicia, ante quienes ha eludido pronunciarse de forma concreta sobre la deriva que tendrán en los tribunales asuntos como la consulta planteada por Artur Mas o el de las tarjetas opacas de Caja de Madrid.

En su opinión, la ley procesal -que data de 1882- ha sufrido sucesivos «parcheos» pero no está preparada para abordar la gran delincuencia porque éstos son delitos «complejos de investigar». Así, ha dicho que hay una necesidad «imperiosa» de elaborar una nueva ley de enjuiciamiento criminal ya que la principal carencia de la Justicia en la lucha contra la corrupción es que el sistema legal procesal «no es el adecuado», sino «muy defectuoso».

Por otra parte, Lesmes ha pedido más protagonismo en la investigación para los fiscales como ocurre en otros países europeos y menos peso a los jueces que llevan las «macrocausas» porque el modelo basado en el juez de instrucción es «decimonónico». Ha afirmado que con el actual sistema de instrucción sólo se puede tener a un juez volcado en el caso, mientras que con una investigación llevada por la Fiscalía se podría tener hasta 25 fiscales, que «obtendrán mejores resultados en tiempos» que un único juez, quienes -ha agregado- actúan con «responsabilidad e independencia».

Para Lesmes, «si la Justicia no funciona no hay regeneración democrática», por lo que ha recordado la existencia del Pacto de la Justicia del 2001 y ha reclamado consenso político para las reformas que son necesarias para mejorarla. «Podrá haber un sirvergüenza en el Banco de España y en la Dirección General de la Guardia Civil -ha manifestado Lesmes en alusión a los célebres casos que implicaron al expresidente de la entidad reguladora Mariano Rubio y al caso Roldán- como hubo en otras épocas, pero el ciudadano debe saber que se hará justicia», ha dicho.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

El presidente del Tribunal Supremo: «La ley está pensada para el robagallinas, no para el gran defraudador»