España está a la cola de Europa en gasto en Justicia por habitante

El número de asuntos que resuelven los tribunales españoles es superior a la media


redacción / la voz

La Justicia en España ha sido tradicionalmente la cenicienta en los presupuestos generales del Estado. La crisis, contrariamente a lo ocurrido en la mayoría de los países europeos, no hizo más que agravar el problema. Si en 43 de los 47 Estados que integran el Consejo de Europa, los presupuestos se han incrementado a lo largo de estos años, en España, Grecia, Irlanda, Polonia y Chipre se redujeron, según refleja el último informe bianual de la Comisión Europea para la Eficacia de la Justicia (CEPEJ).

El caso español es especialmente relevante, ya que si en cifras absolutas el presupuesto bajó de 4.632 millones en el 2010 a 4.111 millones en el 2012, en el gasto por habitante -32,4 euros, (el 0,9 del producto interior bruto)- nuestro país ocupa el puesto 22 de los 27 países de la Unión Europea, cuya media está en 42,6 euros -el 2,2 % del PIB-. Cabe destacar que el gasto español es inferior a países cercanos como Portugal, que dedica a Justicia casi 58 euros por habitante, el 0,37 % de su producto interior bruto.

La caída del gasto en el 2012 fue de 11,25 puntos, la mayor con diferencia de los cuatro países donde ha descendido. El esfuerzo presupuestario, en plena crisis, de la mayoría de los países demuestra que la Justicia es una prioridad para esos gobiernos, según palabras de Stéphane Leyenbergen, secretario de la CEPEJ.

La mitad de jueces

Uno de los males crónicos del sistema judicial español que constata el informe del Consejo de Europa es el escaso número de jueces para hacer frente a la elevadísima tasa de litigiosidad registrada en España, un país donde los servicios alternativos -mediación y arbitraje- para resolver los conflictos están en fase de gestación y donde existe una tasa de abogados -285,5 por cada 100.000 habitantes- de las más altas de Europa, solo superada por Italia e Inglaterra.

España cuenta con 11,3 jueces profesionales -de carrera- por cada 100.000 habitantes, cuando la media de los 47 países que integran el Consejo de Europa es de 21. La tasa actual de fiscales es 5,3, menos de la mitad que la de jueces.

Las plantillas de jueces y fiscales se han visto congeladas por la crisis. En el caso de los jueces, de las últimas promociones, la mayoría no han logrado plaza fija, trabajan como jueces de adscripción territorial o jueces comodín. Dependen de los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de cada autonomía y refuerzan juzgados colapsados o cubren bajas temporales.

Con esta precariedad de recursos humanos y en buena mediada materiales, el sistema judicial español hizo frente en el 2012 a 3.828 nuevos asuntos que ingresaron en los juzgados por cada 100.000 habitantes y resolvieron 3.814, mientras la media de los 47 países estudiados fue 2.492 nuevos asuntos y 2.466 resueltos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

España está a la cola de Europa en gasto en Justicia por habitante