El decreto detalla que la consulta costará alrededor de nueve millones

Establece además que podrán votar todos los catalanes mayores de 16 años y los extranjeros con entre uno y tres años de residencia, en función de si son de la UE o no

colpisa

En el decreto de convocatoria firmado por Artur Mas aparecen, en dos anexos, todos los detalles de la consulta. Por ejemplo, su coste. Rondará los nueve millones, si bien esta cifra podría ser mayor porque algunas partidas importantes aparecen sin IVA. La web al efecto que la Generalitat activó ayer detalla las medidas de los sobres de voto (color blanco, 114 x 162 mm), el formato de las papeletas, que están en tres idiomas (catalán, castellano y aranés) y pueden descargarse en Internet, y que recogen la polémica pregunta doble: «¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?».

El decreto establece además que podrán votar todos los catalanes mayores de 16 años y los extranjeros con entre uno y tres años de residencia, en función de si son de la UE o no. Los catalanes residentes en el exterior solo votarán si se registran previamente. La modalidad de voto será presencial, el 9-N, y anticipada, entre el 20 y el 25 de octubre, en un formato llamado «por depósito». Otro de los detalles es el de los componentes de las mesas. El sorteo tendrá lugar en las próximas semanas. Un elemento que sí se ha fijado ya es lo que recibirá cada persona que forme parte de las 8.000 mesas electorales previstas. Los presidentes cobrarán 70 euros y el resto 62 euros. Las papeletas, los sobres y las urnas cuestan 194.825 euros.

Los porcentajes, sin fijar

Lo que no incluye el decreto, y está pendiente de que lo determine la comisión de control, es qué porcentajes son necesarios para que sea válida la consulta. Esquerra defendía que con un 51 % de síes al estado catalán y un 51 % de síes a la independencia, sea cual sea la participación, la opción secesionista podría darse por ganadora, a pesar de que en ese supuesto el sí a la independencia solo recibiría el 26 % de los votos emitidos. Desde Convergència, siempre han hablado de mayoría cualificada.

Para el caso de Montenegro, en el 2006, la UE fijó una participación mínima del 50 % y un 55 % de síes para que la independencia fuera reconocida, aunque en ese caso la pregunta fue simple.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El decreto detalla que la consulta costará alrededor de nueve millones