Pujol amenaza: «Si se siega una rama del árbol, caen las demás»

CiU no puede desmarcarse del expresidente y ERC no quiere acorralarlo para no perjudicar la vía soberanista


Madrid / La Voz

La comparecencia de Jordi Pujol no arrojó ninguna luz sobre su enriquecimiento y el de su familia, pero brindó muchas claves políticas sobre este proceso.

¿Ha aclarado algo la declaración de Pujol?

No. La única novedad es la cuantificación de que la fortuna oculta alcanzaba los 140 millones de pesetas en los años 80, aunque sigue sin aclarar cuanto dinero ha defraudado a Hacienda. Pujol intentó maquillar el origen de esa fortuna, justificándola en el hecho de que su padre era rico porque se dedicaba a la compra ilegal de dólares en Tánger durante el franquismo. Sigue sin dar ninguna respuesta y sin ofrecer una explicación coherente sobre el origen de la inmensa fortuna de sus hijos y de su propia esposa. Y ayer no dio ninguna muestra de querer aclararlo o dejar que el Parlamento lo investigue.

¿Qué pretende Pujol al asumir en solitario la responsabilidad por las irregularidades?

Su intención es proteger a sus hijos y a su mujer, dado que, al margen de sus responsabilidades políticas, existen unas responsabilidades judiciales a las que su familia tendrá que hacer frente. Involucrar a sus hijos y su mujer ahora agravaría los problemas judiciales de sus familiares y daría facilidades a los jueces que investigan. Además, Pujol sabe que por su edad (83 años) es muy difícil que acabe ingresando en prisión por delitos económicos.

¿Lanzó alguna amenaza subliminal en su comparecencia?

Sí. El expresidente catalán insinuó que si se hace una causa general contra él y sobre su mandato podría tirar de la manta sobre otros políticos de CiU y de otros partidos que han amparado las presuntas irregularidades que ha cometido o han mirado hacia otro lado. Pujol afirmó que si lo que se dice sobre él fuera cierto, todos los políticos de los últimos años serían también responsables. Y advirtió de que «si vas segando una parte de una rama, al final cae toda la rama y los nidos que hay en ella, y después caen todas las demás ramas».

¿Ha demostrado CiU que no tiene nada que temer de Pujol y que está dispuesta a investigar hasta el final?

No. CiU demostró más bien todo lo contrario. Ayer actuó como defensora de Pujol y siguió el guion del expresidente catalán, limitando el escándalo a un asunto «estrictamente personal», a pesar de que reconoce que estuvo engañando a Hacienda durante todo el tiempo en el que ocupó la presidencia de Cataluña. El portavoz de CiU, Jordi Turull, actuó como abogado del expresidente de la Generalitat y llegó a defender incluso «lo mucho que Pujol ha hecho por Cataluña».

¿Afectará la declaración de Pujol al pacto entre Artur Mas y Oriol Junqueras?

La declaración de Pujol no afectará a la solidez del pacto entre ERC y CiU, o más bien entre Oriol Junqueras y Artur Mas. Así lo habían acordado con anterioridad ambos políticos, fuera cual fuera la declaración del expresidente catalán. Como muestra de ese deseo de minimizar el daño, Junqueras fue el único portavoz de un partido que no interrogó a Pujol. En su lugar, el líder de ERC mandó a una diputada rasa, Gemma Calvet. Mas contaba de antemano con el compromiso de Junqueras de que, por dura que fuera su portavoz, eso no afectaría a su acuerdo para sacar adelante la consulta.

¿Por qué han elegido Artur Mas y Oriol Junqueras convocar hoy el referendo soberanista?

Artur Mas podía haber publicado la ley de consultas la semana pasada, inmediatamente después de su aprobación por el Parlamento catalán, y convocar en ese momento el referendo. La decisión de retrasar este proceso hasta el día de hoy tiene como objeto minimizar las consecuencias políticas y la repercusión mediática de la comparecencia de Jordi Pujol. No solo CiU tenía interés en retrasarlo. También ERC prefería que la convocatoria se hiciera después de que Pujol hubiera declarado en el Parlamento, para que las confesiones del exlíder de CiU no se utilizaran para deslegitimar la convocatoria. Artur Mas quería tener además la certeza de que Pujol no le involucraba en sus irregularidades antes de llamar a los catalanes a las urnas.

¿Ha recibido Pujol un trato privilegiado en su comparecencia?

Sí. Por duros que fueran los portavoces y las acusaciones contra él, ningún diputado le faltó en ningún momento al respeto de manera personal. La actuación de los portavoces contrasta por ejemplo con la que dispensaron al ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato por el caso Bankia. David Fernández, representante de CUP, que llegó a amenazar a Rato con lanzarle su zapato, dejó ayer tranquilo su calzado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

Pujol amenaza: «Si se siega una rama del árbol, caen las demás»