Defensa alerta de que España es un objetivo clave para el yihadismo

El Gobierno de Rajoy ha movilizado sus recursos de seguridad para tratar de blindar el país ante la amenaza terrorista de Al Baghdadi

Operación realizada en mayo en Melilla, donde se desarticuló una red de captación de yihadistas.
Operación realizada en mayo en Melilla, donde se desarticuló una red de captación de yihadistas.

madrid / colpisa

Desde los atentados del 11 de marzo del 2004 España no había movilizado tantos recursos por una cuestión de seguridad nacional en tan poco tiempo. El Estado Islámico (EI) se ha convertido en una obsesión para los responsables gubernamentales. Los informes de inteligencia y de la Policía insisten desde el comienzo del verano en que el califato implantado a caballo entre Siria e Irak no es una realidad lejana, sino una amenaza muy cercana.

El último de estos informes tiene fecha del pasado martes y procede del Ministerio de Defensa. En este análisis, el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) alerta sin matices de que España está en la mira de los muyahidines del autoproclamado califa Abu Bakr al Baghdadi y que cada vez las referencias a Al Andalus son más reiteradas. Según el teniente coronel Francisco J. Berenguer Hernández, que firma el informe, «el pasado histórico de España la sitúa como uno de los objetivos emblemáticos del imaginario colectivo de la yihad internacional, tantas veces citado en sus escritos y propaganda, pero con un incremento estadístico notable durante los últimos meses, coincidentes con la creación y expansión del Estado Islámico».

Berenguer, que es analista principal del IEEE, recuerda que incluso «está siendo frecuente» la publicación en Internet «de fotografías de lugares o monumentos emblemáticos españoles con la presencia de la bandera del EI, realizados por miembros o simpatizantes» de este movimiento. En la línea con otros informes de inteligencia, el IEEE insiste en que el Estado Islámico «no es un problema exclusivamente de Medio Oriente».

Los sangrientos atentados yihadistas cometidos, principalmente, en Estados Unidos, el Reino Unido y España, en la pasada década, se concibieron, diseñaron, planificaron y financiaron desde la seguridad que el Afganistán gobernado por los talibanes prestó a la Al Qaeda entonces liderada por Bin Laden. El temor a la reedición de un santuario yihadista similar «está más que justificado», apunta el informe.

Los documentos de Defensa insisten en el peligro de que buena parte de los yihadistas que ahora militan en las filas de Estado Islámico vuelvan a sus países de origen. Más de medio centenar de españoles -la mayoría de origen marroquí y residentes en Ceuta y Melilla- ya han viajado a Irak y Siria y nadie descarta que pretendan regresar. «Esta amenaza ha sido igualmente destacada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españoles, así como por numerosos expertos en terrorismo«, recuerda el último estudio sobre EI y sus vínculos con España conocido hasta el momento.

Máxima alerta

Tras informes como este, la movilización en Interior, Defensa, Exteriores, Justicia y el Ministerio de la Presidencia, del que depende el CNI, es máxima en las últimas semanas, a pesar de que ninguno de los informes del Centro Nacional de Inteligencia o de los servicios de información de la Policía y la Guardia Civil apuntan a la existencia de indicios de un ataque en suelo español por parte de EI.

El pasado 9 de septiembre, el Ministerio del Interior decidió elevar el nivel de alerta antiterrorista. Fue el primer gesto visible para la opinión pública, pero lo cierto es que desde primavera se suceden los informes inquietantes, sobre todo por parte de los expertos de Interior tras la caída de varias redes dedicadas a la captación de acólitos para el califato en varias ciudades españolas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Defensa alerta de que España es un objetivo clave para el yihadismo