La Fiscalía Anticorrupción vuelve a oponerse a la salida de prisión de Luis Bárcenas

Europa Press

ESPAÑA

El extesorero del PP se encuentra en la cárcel de Soto del Real desde el 27 de junio de 2013

17 sep 2014 . Actualizado a las 15:24 h.

La Fiscalía Anticorrupción ha vuelto a oponerse a la petición de la defensa del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas para que salga de la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde se encuentra por orden del juez Pablo Ruz desde el 27 de junio de 2013, informaron fuentes jurídicas.

El tribunal, integrado por los magistrados Ángela Murillo, Juan Francisco Martell y Carmen Paloma González, ha estudiado en una vista a puerta cerrada el recurso que el letrado de Bárcenas, Javier Gómez de Liaño, presentó contra un auto dictado por el juez del caso Gürtel el pasado 25 de junio en el que denegaba la excarcelación.

Ruz rechazó el argumento de la defensa de que la causa está pendiente de la autorización de la Justicia de Suiza para la utilización de la documentación de los bancos del país, que acredita que el extesorero llegó a tener 48,2 millones de euros en enero de 2008.

En contra de la tesis de que el procedimiento quedaría «desierto» si Suiza no autoriza la utilización de esta información, esgrimido por el abogado de Bárcenas, Ruz exponía que «existen en la causa otros medios de prueba para acreditar los delitos» que se le imputan, ya que antes de recibir las comisiones rogatorias del país helvético el extesorero ya estaba imputado por «cohecho, blanqueo y varios delitos fiscales».

El juez señalaba que la decisión del Tribunal Penal Federal de Suiza de revisar la autorización que dio para que su documentación pueda ser utilizada en un eventual juicio oral contra Bárcenas por fraude fiscal es «por el momento una suspensión y no una revocación», ya que este órgano aún no se ha pronunciado sobre «el fondo de la cuestión».

En este sentido, recordaba que la autorización para utilizar los informes remitidos por las autoridades suizas se limita a los delitos fiscales, que también se le imputan en el marco del caso Gürtel en relación con sus declaraciones de IRPF de los años 2002 y 2003 y la que su esposa, Rosalía Iglesias, hizo en 2006.

Otros delitos investigados

Sin perjuicio de la existencia de «otras operaciones patrimoniales sospechosas» que estaban investigándose antes de la remisión de la información del Lombard Odier y el Dresdner Bank, el auto exponía que a partir de ese momento «se ha acreditado» la existencia de «serios indicios de su participación en un presunto delito continuado de blanqueo de capitales» que «en modo alguno» se vería «afectado» por la suspensión de la autorización suiza.

La imposibilidad de utilizar esta documentación tampoco tendría consecuencias, según Ruz, en los delitos de falsedad de documento mercantil y de estafa procesal en grado de tentativa que se le imputan después de que el extesorero y su esposa presuntamente simularan la venta de obras de arte a la supuesta marchante argentina Isabel Mckinley para justificar unos ingresos en efectivo de medio millón de euros.