Mas da largas a la oferta de Junqueras de entrar en Govern para blindar la consulta

Junqueras ha asegurado que su partido quería estar en el Govern para «blindar» la consulta y garantizar que se celebre

;
ERC se ofrece para entrar en el Gobierno catalán y Mas les da largas Esquerra irrumpe en el debate con un órdago: «entrar en el Gobierno» de CiU «para blindar la consulta»

El presidente catalán, Artur Mas, ha dado hoy largas al ofrecimiento hecho hoy en el Parlament por ERC de entrar en el Govern para «blindar» la celebración de la consulta del 9N, al tiempo que ha recordado que podría optar por otras alianzas.

De hecho, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se ha ofrecido para hacer avanzar la vía del «diálogo, la negociación y el pacto», no sin avisar a Mas de que «tiene la obligación política de acabar la legislatura» ya que «el mundo no se acaba el 9 de noviembre» con una consulta que el PSC rechaza tal como está planteada y porque no ha sido acordada con el Estado.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, ha abierto hoy la segunda jornada del Debate de Política General del Parlamento catalán después de que ayer Mas sugiriese la posibilidad de un adelanto electoral si no lograba celebrar la consulta soberanista el 9 de noviembre.

Junqueras ha asegurado que ERC quiere estar en el Govern para «blindar» la consulta y garantizar que se celebre, por lo que ha ofrecido a Mas la entrada en el Gobierno de la Generalitat.

En respuesta a la oferta, Mas ha indicado que «no lo resolveremos hoy aunque agradezco el ofrecimiento público», y ha recordado que ya ofreció a Junqueras entrar en el Govern al inicio de la legislatura y el republicano lo rechazó, por lo que «llegado el momento, que no es ahora, -ha dicho- hablaremos y veremos en qué condiciones podemos dar más fortaleza al proceso que estamos viviendo».

El presidente catalán ha admitido que lo que ha planteado hoy Junqueras es un escenario «nuevo», que celebra, y ha emplazado a los republicanos a hablar del asunto «en las próximas semanas».

Al ver que Mas daba largas a su oferta de entrada en el Govern, Junqueras ha puntualizado que «no tenemos ninguna urgencia en estar o no estar en el Govern o de que haya o no elecciones, sino en resolver nuestros problemas como país, y estamos convencidos de que no es preciso alterar las mayorías para resolverlos».

Ha coincido con Mas en que la consulta «debe hacerse con todas las garantías democráticas» pero, para ERC, estas garantías son las que debe ofrecer el Govern, el Parlament y los catalanes que han puesto, ha señalado, sus esperanzas «en que nosotros cumplamos los compromisos adquiridos».

«Todos sabíais -ha afirmado dirigiéndose al resto de partidos proconsulta- que el Gobierno español no os aplaudiría cuando fueseis a votar, y que el Tribunal Constitucional, que es un órgano interpretador, no nos lo regalaría, y si sabíais esto, tenéis que ser consecuentes con lo que habéis firmado».

El segundo grupo en intervenir ha sido el socialista. En su primer discurso como líder del PSC en un debate de Política General, Miquel Iceta ha avisado a Mas que «tiene la obligación política de acabar la legislatura» y se ha ofrecido para hacer avanzar la vía del «diálogo, la negociación y el pacto».

Iceta ha recordado que el PSC «está a favor de una consulta legal y acordada, porque no habrá solución estable al problema de encaje de Cataluña sin que la ciudadanía se pueda pronunciar en las urnas».

Sin embargo, ha lamentado que el pacto con ERC «ha convertido esta legislatura en una frenética cuenta atrás que acaba el 9N», fecha en la que, ha subrayado, «no se podrá celebrar la consulta perfecta, ni siquiera bien hecha, porque fuera de la ley no hay perfección ni bondad».

En la última intervención de la mañana, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha cargado contra el presidente catalán por el caso Pujol y le ha avisado de que si pone las urnas el 9N con una consulta soberanista, quedará «fuera de la democracia» y llevará Cataluña a la «selva» y el «naufragio».

La dirigente popular considera que el «catalanismo político ha muerto tras el mayor engaño y fraude» de la historia de Cataluña, donde hasta ahora ha habido «silencio y omertá».

«Algunos ahora podemos entender la prisa por la independencia, la hacienda y la justicia propia. Ítaca parece más un paraíso fiscal que una independencia bien gestionada», ha ironizado Sánchez-Camacho, que ha lamentado que Mas, que «ha sido nombrado por un evasor fiscal» y es «el hijo político de Jordi Pujol» esté llevando a Cataluña «a su desafío más importante».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Mas da largas a la oferta de Junqueras de entrar en Govern para blindar la consulta