Cruzar el Estrecho, aunque sea a nado y con flotador

Las altas temperaturas y el buen estado de la mar los animaron a esta complicada travesía


redacción / la voz

Saltar la valla de Melilla no es ahora una tarea tan fácil como hace unos meses. Malla antitrepa, concertinas y más agentes han llevado a que frontera sea menos permeable que antaño, aunque la presión migratoria continúa y llegar a España, la supuesta puerta a un mundo mejor, sigue siendo un reto para miles de inmigrantes que esperan su momento.

Ayer, dos de ellos decidieron emprender un arriesgado viaje que pudo haber acabado en tragedia anónima. Ceuta y Algeciras están separadas por una lengua de mar de catorce kilómetros. El Estrecho de Gibraltar es una de las zonas marítimas más transitadas del mundo, plagada de corrientes que hacen incluso difícil navegar a barcos de miles de toneladas. Dos marroquíes optaron por intentar cruzarlo a nado, con la única protección de dos flotadores baratos.

Las altas temperaturas y el buen estado de la mar los animaron a esta complicada travesía, que podía haber acabado en ahogamiento. Pero un velero y una embarcación de recreo dieron la voz de alarma. Los localizaron en el agua y advirtieron a las autoridades las dificultades que tenían para nadar. La Salvamar Alkaid acudió en su auxilio cuando ya se encontraban en la zona de Las Cabezas, cerca de la playa de Los Lances, y trasladó a los dos hombres, en buen estado, a Tarifa.

Escondido en el salpicadero

Los agentes de la Guardia Civil que custodian los pasos fronterizos con Marruecos siguen sorprendiéndose con las inverosímiles posturas que se ven obligados a adoptar inmigrantes que intentan cruzar los controles en coches con dobles fondos, un lucrativo negocio para las mafias. Ayer, un hombre y una mujer fueron localizados ocultos en espacios en los que apenas cabían. El hombre estaba aprisionado debajo del salpicadero, «modificado y fijado al chasis con tornillos de sujeción», según la Guardia Civil. A la mujer se la localizó en un doble fondo en los bajos del vehículo.

Otros 47 inmigrantes, cinco de ellos menores, también fueron rescatados en seis pateras localizadas por la Guardia Civil en las costas de Lanzarote, Almería y Alicante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Cruzar el Estrecho, aunque sea a nado y con flotador