Pujol impone su calendario y retrasa su comparecencia al menos 15 días

El ex presidente de la Generalitat responderá las preguntas de los diputados


Jordi Pujol se ha salido con la suya y no dará explicaciones en el Parlamento catalán por la ocultación de su fortuna en el extranjero durante 34 años hasta dentro de al menos 15 días. El ex presidente catalán responderá a las preguntas que le formulen los diputados «en la semana del 22 de septiembre», según anunció ayer la presidenta de la Cámara catalana, Nuria de Gispert, que aseguró haber haber hablado con Pujol, al que ha visto «con ganas de explicarse», pero también «preocupado». El ex presidente catalán consigue así su propósito de retrasar su comparecencia hasta después de la celebración de la Diada del 11 de septiembre para no perjudicar con su declaración el éxito de las reivindicaciones soberanistas.

Aunque todos los partidos de la oposición criticaron que fuera Pujol quien fijara los tiempos de su comparecencia, finalmente ha sido así, aunque ha accedido a someterse al interrogatorio de los diputados, algo que en un principio pareció rechazar. Pujol tendrá que explicar el origen y el montante total del dinero que ocultó en el extranjero. Un dato este último que nunca ha revelado, ya que en su confesión pública se limitó a señalar que se trataba de la herencia de su padre, Florenci Pujol, fallecido hace 34 años.

Pujol no tenía obligación legal de comparecer ante el Parlamento catalán, pero las presiones dentro y fuera de su propio partido le han llevado a asumir la necesidad de pasar por un trago del que probablemente saldrá humillado y políticamente acabado. Cuando Pujol rinda cuentas ante el Parlamento catalán, conocerá ya el alcance de la declaración de su hijo Jordi Pujol Ferrusola, que está citado para someterse al interrogatorio del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz el próximo día 15, por los presuntos delitos de blanqueo de capitales y delito fiscal por el dinero que ocultó en Andorra.

Lo que no está nada claro es que Pujol vaya a declarar ante una comisión de investigación parlamentaria que CiU rechaza. Según anunció ayer De Gispert, no será hasta el pleno del próximo uno de octubre cuando la Cámara debata la posible creación de esa comisión.

Aunque todos los partidos de la oposición han anunciado que están a favor de que el Parlamento investigue a Pujol y a su familia, el presidente catalán, Artur Mas, tiene todavía esperanzas de que sus aliados de ERC se contenten con las explicaciones que el ex líder de CiU dará a finales de septiembre y sumen sus votos para rechazar la creación de una comisión de investigación que, a su juicio, solo serviría para desacreditar a los partidos soberanistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Pujol impone su calendario y retrasa su comparecencia al menos 15 días