Soberanistas por un lado, constitucionalistas por el otro

Los independentistas buscan una demostración de fuerza, los unionistas su primer acto


Barcelona / ColpisA

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Ómnium Cultural, las entidades que organizan el acto independentista del 11 de septiembre en Barcelona, consideran que este año lograrán superar las cifras de participación de ediciones anteriores y que la Diada de dentro de una semana será la «definitiva». A su juicio, el año que viene ya no tendrán la necesidad de reivindicar nada, ya que estarán inmersos en la construcción de un país nuevo. «Llenaremos las calles para llenar las urnas», reza el lema de la protesta, que marcará el proceso político de Cataluña en los próximos meses.

Carme Forcadell, presidenta de la ANC, se mostró convencida de que el 9-N habrá consulta, que la decisión sobre su celebración depende en exclusiva de los catalanes, independientemente de lo que diga el Constitucional, y que ni el caso Pujol ni las continuas peleas entre CiU y Esquerra conseguirán rebajar la ola independentista que, según sus previsiones, el próximo día 11 formará la manifestación «más masiva de la historia de Europa». Un reto «enorme y colosal», dijo Forcadell, que tiene como referencia las entre 600.000 y 1,6 millones de personas, según la Delegación del Gobierno o la ANC, respectivamente, que el año pasado acudieron a la cadena humana. Este año, la movilización consiste en una V humana que unirá la Gran Vía y la Diagonal de Barcelona y que tratará de formar un mosaico gigante con la bandera catalana. De momento, sus impulsores cuentan con más de 400.000 inscritos, una cifra algo menor que el año pasado (455.000).

Por su parte, Societat Civil Catalana, la asociación antiindependentista, se estrenará este año en la Diada con dos actos, uno en Tarragona y el otro en Sant Boi, en los que reivindicarán la «unidad» y «recuperar el seny y la senyera». Junto al circo romano de Tarragona, la entidad desplegará una gran bandera catalana (de 50x12 metros). En la manifestación, que esperan que sea un éxito, participarán Carme Chacón y Josep Borrell, además de políticos del PP y Ciutadans y personalidades de la cultura. Un día antes, organizará un acto simbólico de «reconciliación» ante la tumba de Rafael Casanova, máxima autoridad de Cataluña durante el sitio borbónico de Barcelona en 1714.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Soberanistas por un lado, constitucionalistas por el otro