El primer ministro polaco es el favorito para convertirse en presidente del Consejo Europeo

La elección de Donald Tusk confirmaría el ascenso de Polonia como un actor importante dentro de la UE


El primer ministro polaco, Donald Tusk, se ha erigido en el claro favorito para hacerse con el puesto clave de presidente del Consejo Europeo cuando los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnan este sábado en la cumbre extraordinaria, según han informado varias fuentes conocedoras del proceso de selección.

De confirmarse, su designación supondría una victoria para los diez antiguos países comunistas del centro y el este de Europa que entraron en la UE hace una década y que han reclamado que uno de los altos cargos en juego vaya a su región. Asimismo, confirmaría el ascenso de Polonia como un actor importante dentro de la UE.

Tusk, de 57 años y de centro-derecha, no ha admitido en público que sea uno de los candidatos al puesto. Sin embargo, dos fuentes en Bruselas han indicado que el presidente actual del Consejo, Herman Van Rompuy, tenía previsto mantener consultas durante este jueves y este viernes con los líderes europeos sobre la designación.

«Si ninguno se opone a Tusk, hay acuerdo», ha afirmado una fuente conocedora del proceso. De acuerdo con estas fuentes, la minitra de Exteriores italiana, Federica Mogherini, de centro-izquierda, se convertiría en la nueva jefa de la diplomacia europea, mientras que ek ministro de Economía español, Luis De Guindos, sucedería a Jeroen Dijsselbloem como presidente del eurogrupo cuando el mandato del holandés expire.

Quien quiera que ocupe el puesto de presidente del Consejo Europeo también presidirá las cumbres de la eurozona, incluso aunque su país no esté dentro de la moneda única, como es el caso de Polonia, ha señalado otra fuente, asegurando que Francia aceptó este extremo en julio.

Reino Unido fue el primer país en respaldar públicamente a Tusk como candidado el martes, esperando equilibrar con ello la balanza tras la designación del exprimer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker, un firme defensor de una mayor integración europea, como nuevo presidente de la Comisión Europea, pese a la objección de Londres.

Fuentes diplomáticas han indicado que la canciller alemana, Angela Merkel, intentó durante meses convencer a Tusk de que aceptara uno de los altos cargos de la UE, pero el polaco lo rechazó inicialmente, argumentando que quería llevar a su partido, Plataforma Cívica, a un tercer mandato el próximo año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El primer ministro polaco es el favorito para convertirse en presidente del Consejo Europeo