Canarias amenaza con romper relaciones con el Gobierno por las prospecciones de Repsol

Paulino Rivero califica el conflicto como «el más grave y de mayor calado en toda la historia canaria»

;
Rivero tacha de desleal el aval del Gobierno El Presidente de Canarias dice que permitir las prospecciones petrolíferas es desleal a Canarias y no lo va a consentir

Las prospecciones en busca de petróleo que Repsol va a hacer en aguas de las Islas Canarias han enfrentado al gobierno regional del archipiélago español con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, hasta el punto de que el primero amenazó hoy con romper «las relaciones institucionales» entre ambos.

Un día después de que el Ministerio de Industria diera luz verde definitiva a la petrolera para las perforaciones exploratorias a las que se opone el Ejecutivo canario, su jefe, Paulino Rivero, calificó el conflicto como «el más grave y el de mayor calado» en los más de 500 años que han pasado desde la conquista del archipiélago.

El líder canario ve un trato preferencial por parte de Rajoy a las Islas Baleares, donde hay también permisos de prospecciones solicitados. El presidente del gobierno español aseguró la semana pasada que no se autorizarán «si hay el más mínimo indicio de que puede generar el más mínimo problema en materia de medioambiente». «Si hay discriminación respecto a Baleares, se estarían sentando las bases de una ruptura de las relaciones institucionales de Canarias con el gobierno de España», dijo Rivero, del partido regionalista Coalición Canaria (CC). Pidió además un encuentro con el rey Felipe VI y con el propio Rajoy en aras de hallar una solución.

Las prospecciones que Repsol tiene previsto comenzar en el último trimestre del año frente a las islas canarias de Lanzarote y Fuerteventura suscitan un gran rechazo social en el archipiélago. El Ejecutivo canario, las autoridades locales y los ecologistas temen un desastre ecológico en caso de una fuga de crudo, así como efectos negativos sobre el turismo, la principal fuente de ingresos de las islas.

El miércoles anunciaron que presentarán recursos ante la Justicia para intentar frenar de manera cautelar el inicio de los sondeos de la petrolera. «En septiembre acudiremos a la Audiencia Nacional para recurrir la autorización y trabajaremos en Madrid y Bruselas en las vías que nos brinda la ley», dijo hoy Rivero.

Repsol recibió permiso por tres años para realizar tres sondeos exploratorios a entre 50 y 55 kilómetros de la costa de Lanzarote y Fuerteventura. Entre las condiciones que debe cumplir para ello está la cobertura de daños si se producen, con un seguro civil de 40 millones de euros y una garantía financiera de 20 millones más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos

Canarias amenaza con romper relaciones con el Gobierno por las prospecciones de Repsol