Los Ferrusola-Pujol, una casta de intocables en la mira de la Justicia

Muchos catalanes hablan de cómo la mayoría de los medios de comunicación catalanes rindió pleitesía y, por la cuenta que les tenía, ignoró los desmanes del clan


Redacción / La Voz

Cuando a un catalán se le pregunta por el clan Pujol, suele corregir al interpelante diciendo que lo correcto es hablar del clan Ferrusola. Aseguran que en la matriarca está la clave de toda la historia reciente de la familia que formó con Jordi en 1956, en la emblemática basílica de Monserrat. Otros afinan más y dicen que más que un clan son una casta que llegó a creerse intocable, a la que la mayoría de los medios de comunicación catalanes rindió pleitesía y, por la cuenta que les tenía, ignoró sus desmanes.

El relevo de Pujol por Maragall en el tripartito se lo tomaron como un paréntesis en su paso por el poder. Su recuperación con Mas, según algunos, se la plantearon como una preparación del camino para Oriol, que fue el número dos de Convergencia, hasta que en fechas recientes optó o le hicieron optar por una retirada de la primera línea de fuego.

Estos son los vástagos de la familia uno a uno:

Jordi (1958)

El cerebro financiero de la familia

Lleva más de 30 años en el mundo de los negocios. Los investigadores detectaron que entre el 2004 y el 2012 movió 55 millones de euros en diversos paraísos fiscales, Islas Caimán, Suiza, Liechtenstein, Andorra, entre otros, y España. Operaciones para las que utilizó una tupida red societaria, con solo un trabajador, que llegó a realizar 118 transferencias entre entidades bancarias de 13 países.

Su empresa Natural Stone también tuvo negocios con el Gobierno catalán. Entre otros, en 1991 consiguió la adjudicación del suministro de mármol para los suelos del aeropuerto de Barcelona, una operación de 600.000 euros. El próximo 15 de septiembre están llamados a declarar él y su ex esposa Mercè Gironés Riera. El juez Ruz, en un auto en el que les imputa blanqueo y otros delitos económicos, señala que dos de las sociedades por ellos controladas recibieron entre el 2004 y el 2012 ingresos por importes superiores a los 200.000 euros de «empresas que directa o indirectamente declaran ingresos procedentes de distintos organismos públicos de Cataluña».

Oriol (1966)

El político de la familia que sucedería a Mas

Es el hijo más conocido del ex presidente catalán y el único que siguió sus pasos en la política, en la que tenía un brillante porvenir como casi seguro sucesor de Artur Mas en el partido. Es el quinto de la familia. Fue concejal en Barcelona y secretario de Industria en el Ejecutivo autonómico, además de secretario general de Convergencia y portavoz de CiU en el Parlament de Cataluña. Una carrera hacia la gloria política que se truncó en marzo del 2013 con su imputación en el caso de las ITV por tráfico de influencias y cohecho en un concurso público para la adjudicación de las estaciones de control de vehículos. Este caso también salpica a su mujer, Anna Vidal, imputada con él por cohecho. Es el que está más cerca del banquillo de los acusados.

Oleguer (1972)

El experto en blanqueo y en paraísos fiscales

Es benjamín de la casa. Según los investigadores, controlaba un entramado de sociedades que operan en España y Portugal llamado Drago Capital y que está radicado en la isla británica de Guernesey, un paraíso fiscal. Dejó todos sus cargos en la compañía el año pasado tras la aparición de las primeras informaciones sobre los negocios familiares. Antes realizó siete grandes operaciones inmobiliarias «altamente sospechosas», según los investigadores, por valor de unos 3.000 millones de euros.

Josep (1963)

El anfitrión de la familia en la Cerdeña

Nacido en 1963, es el tercer hijo y fue acusado por Iniciativa per Catalunya en el 2002 de que su empresa Europraxis troceaba sus contratos con el Ejecutivo catalán para eludir los concursos públicos. Dicen que se hizo millonario de un solo golpe. Fue el anfitrión de su mansión de la Cerdeña francesa tras estallar el escándalo.

Marta (1959)

La arquitecta de la familia

Su estudio recibió seis adjudicaciones directas de contratos de la Generalitat de Cataluña. También remodeló la mansión de Júnior y Mercè Gironés Pedralbes.

Mireia (1969)

La única de la familia ajena a los negocios

Fisioterapeuta de profesión, exbailarina de vocación. No se le conoce relación con negocios. Políticamente es afín al independentismo. Siendo su padre presidente le fue adjudicado un piso de protección oficial en primera línea de playa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Los Ferrusola-Pujol, una casta de intocables en la mira de la Justicia