José Manuel Romay Beccaría: «Hay que oponerse a quienes se han aprovechado de la política»


Redacción / La Voz

fue secretario general de Salud con Franco, subsecretario de Presidencia y de Gobernación, conselleiro, parlamentario, concejal, presidente de Diputación, ministro y presidente del Consejo de Estado. «La experiencia es un grado», mantiene José Manuel Romay Beccaría (Betanzos, 1934), el decano de los políticos gallegos en activo.

-¿Considera que la clase política necesita una mayor renovación?

-Creo que se ha ido renovando conforme ha ido transcurriendo el tiempo. No hay más que acudir a las hemerotecas y comprobar cómo esto ha ido produciéndose con normalidad.

-¿También en Galicia?

-Galicia cuenta con un gobierno presidido por una persona joven y con la experiencia necesaria para ello, con personas de similares características. La presidencia de la Diputación de A Coruña, la alcaldía de Ferrol y otras muchas de esa misma provincia, que es la que más conozco, están desempeñadas también por alcaldes mayoritariamente jóvenes.

-¿Y no considera necesario limitar los mandatos para evitar cargos con más de dos decenios e incluso tres?

-La limitación de mandatos puede ser inicialmente valorada de forma positiva, si bien es una cuestión que se ha de abordar distinguiendo de qué nivel de gobierno se está hablando; no es igual el mandato para el gobierno del Estado o de las autonomías que si hablamos del de la Administración Local y, dentro de esta última, no todos los municipios, por su dimensión requerirían los mismos tiempos para ganar en eficacia y eficiencia.

-¿Usted que acumula el paso por numerosos puestos estima que la experiencia pesa a la hora de designar cargos y candidatos?

-La expresión «la experiencia es un grado» tiene mucho de realidad. Cuanto más se conoce y más se sabe, hay más posibilidades de acierto en la actuación. Pero la experiencia no es todo, ha de ir acompañada de una voluntad constante de mejora y progreso.

-¿Entiende que se deslegitima a los políticos si se les considera como una casta?

-La función política tiene una razón de ser absolutamente legítima y válida que es la vocación de servicio público. En España ha habido y hay grandes políticos porque su trabajo y esfuerzo tiene ese objetivo de forma exclusiva. Otra cosa es que haya quienes se han aprovechado de la política para su propio beneficio y a ello hay que oponerse con todos los medios a nuestro alcance.

-¿Y no viven en cierta manera en otro plano distinto al de la mayoría de la sociedad?

-La clase política en general, no vive al margen de la ciudadanía porque ellos son también ciudadanos, conocen la realidad y viven en ella. Ocurre, sin embargo, que no todo el mundo tiene la misma capacidad para conectar y comprender la pluralidad de situaciones difíciles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

José Manuel Romay Beccaría: «Hay que oponerse a quienes se han aprovechado de la política»