El Gobierno pasará los gastos de repatriación a la orden del religioso español con ébola

El padre pajares, ingresado en régimen de aislamiento en el hospital Carlos III de Madrid, se encuentra estable y no presenta signos hemorrágicos


Agencias

El Gobierno ha gestionado y se ha hecho cargo de los costes de la repatriación del religioso Miguel Pajares, infectado por el virus del Ébola y de la monja Juliana Bonoha Bohé, pero iniciará los tramites para que la Orden San Juan de Dios asuma los gastos porque es quien ha solicitado la repatriación.

La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ha explicado que el Gobierno se ha hecho cargo en este momento de los gastos de repatriación, los «ha pagado» y «a partir de ahora tendrá que gestionarlo con la Orden de San Juan de Dios». Ante la insistencia de los medios sobre el por qué de esos gastos, la directora ha insistido en que «quién ha solicitado la repatriación» es la citada Orden y ha afirmado que «desconoce» a cuánto asciende dicha repatriación. Ha especificado, no obstante, que hablaba de los gastos de la repatriación, no de la asistencia sanitaria en la Comunidad de Madrid.«No es que vayamos a hacer (pagar), esto se gestiona de esta manera», y el Gobierno tendrá que iniciar las gestiones correspondientes con la Orden de San Juan de Dios, ha añadido.

Vinuesa ha subrayado que la razón principal de traer a España al misionero ha sido que en Monrovia «no se daban las condiciones» para que el paciente afrontara su enfermedad, y que se incorporó la hermana Juliana al vuelo porque el avión tenía capacidad para llevar a varios enfermos a la vez.

En cuanto a la situación del padre Pajares, el director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, ha resaltado que está «estable», no presenta signos hemorrágicos y que el tratamiento consiste en hidratarle.

Preguntado por el suero que se está utilizando en Atlanta contra el virus del ébola, ha explicado que cuando estén constatados científicamente sus resultados «estará a disposición de todos los pacientes». El medicamento que le está siendo suministrado a los pacientes de Estados Unidos sólo ha sido probado en simios, por lo que tanto Alemany como Vinuesa se han mostrado cautelosos a la hora de comentar la posibilidad de solicitarlo a las autoridades estadounidenses.

La analítica efectuada a Juliana Bohi para determinar si tenía el virus del ébola ha dado negativo por lo que el único caso confirmado de este virus es el del religioso Miguel Pajares, según confirman desde la Consejería de Sanidad. No obstante, se mantienen las medidas de aislamiento que se han aplicado a esta paciente desde su ingreso, a la espera de que el cuerpo médico determine las siguientes actuaciones a desplegar ante la nueva situación clínica de Bohi.

Críticas de la oposición

El secretario de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha, ha afirmado que el Estado tiene que asumir los costes de la repatriación de Miguel Pajares, el sacerdote español infectado por ébola, porque es «un ciudadano español». «No teníamos noticia de que vaya a ser la Orden la que se haga cargo, pero nos parece que, siendo un ciudadano español, el Estado tiene que ser el que se haga cargo, junto con la sanidad pública, del coste de repatriar a un ciudadano de nuestro país en unas condiciones difíciles y desde un país difícil», ha declarado De la Rocha, en una rueda de prensa en la sede nacional del PSOE. Así se ha expresado el socialista al ser preguntado por las palabras de la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa. Por otro lado, ha afirmado que el PSOE aplaude «el traslado del religioso español». «Confiamos en que se haya hecho de la manera más eficiente posible y deseamos la pronta recuperación del religioso», ha concluido.

El portavoz de IU en la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales del Congreso, Gaspar Llamazares, ha criticado que el Gobierno «pretenda cobrar ahora» a la Orden de San Juan de Dios los gastos de repatriación desde Liberia del religioso español Miguel Pajares, contagiado del virus del ébola. En declaraciones a Efe, Llamazares ha calificado de «despropósito» que el Gobierno decidiera repatriar al religioso «por motivos sanitarios y humanitarios», pero luego haya anunciado que iniciará los trámites para que la Orden de San Juan de Dios asuma los costes del traslado hasta Madrid en un avión de las Fuerzas Armadas.

Para Llamazares, la gestión de esta crisis ha sido una pura «improvisación» y pone en evidencia la falta de protocolos claros para este tipo de casos como sí tienen, por ejemplos, países como el Reino Unido. A su juicio, se ha repatriado al religioso «por las bravas» sin atender otras opciones como la atención «in situ» por personal español y ahora, ante las críticas por el abultado gasto generado, se pretende «endosar» la factura a la organización humanitaria. «¿Qué es lo que se le pretende cobrar ahora? ¿Que se haya vaciado de pacientes el hospital Carlos III para hacerle sitio?», se ha preguntado Llamazares, que considera que cobrar los gastos del traslado sólo estaría justificado si el religioso hubiera disfrutado de «un trato de favor».

El diputado de IU, médico de formación, ha insistido en que el Ministerio de Sanidad quizá podría haber estudiado el envío a Liberia de un equipo médico especializado para atender sobre el terreno al religioso y también al resto de personas de su entorno.-

El diputado de UPyD Carlos Martínez Gorriarán también ha cuestionado que el Gobierno quiera cobrar a la Orden de San Juan de Dios el coste del traslado del religioso Miguel Pajares, contagiado del virus del Ébola y ha advertido: «las cosas no se hacen así». Gorriarán, en declaraciones a Efe, ha considerado «muy poco serio» que el Ejecutivo haya organizado la repatriación y, una vez realizado el traslado, pretenda cobrar a la orden religiosa, algo que ha calificado de «extraño» e incluso «irregular». A su juicio, ante las circunstancias en las que se ha producido el traslado, que el Gobierno asuma el «elevado» coste de la repatriación es «lo justo» y a lo que «parece que tiene derecho» un ciudadano español enfermo en el extranjero. El parlamentario de UPyD ha reprochado al Gobierno la ausencia de transparencia y de explicaciones y el «efecto propagandístico» que ha buscado con la operación. Y ha planteado que tal vez habría sido más operativo atender a Pajares y a otros posibles afectados en Liberia con un equipo especializado destinado allí, si bien ha reconocido que son los médicos quienes deben determinar cuál es el procedimiento más adecuado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos

El Gobierno pasará los gastos de repatriación a la orden del religioso español con ébola