Duran impulsa un nuevo movimiento catalanista que no rompa con España

Negocia ya con socialistas y otros sectores para asentar esta tercera vía

Duran participó ayer en el desayuno de verano de Unió con el italiano Enrico Letta, a su izquierda.
Duran participó ayer en el desayuno de verano de Unió con el italiano Enrico Letta, a su izquierda.

Redacción / La Voz

Duran i Lleida dio ayer un paso más en la ruptura, no reconocida públicamente, con Artur Mas y un proceso soberanista. El líder de Unió, el socio de Convergència en CiU, anunció ayer la creación de un movimiento social y político que recupere un discurso catalanista pero alejado de la ruptura con España. No obstante, Duran aseguró que «nunca» dejará Unió, por lo dejó entrever que peleará por su proyecto desde su partido, aunque eso pueda conllevar, si Mas no cambia su proyecto político, una ruptura de la federación que ha guiado Cataluña desde el inicio de la transición, con la excepción de los años de gobierno del tripartito. La advertencia de Duran cobra fuerza por cuanto la hizo en el desayuno de verano que su partido organiza anualmente en el Bajo Ampurdán, y en presencia de Joana Ortega, vicepresidenta del Gobierno catalán, y Ramón Espadaler, consejero de Interior.

El portavoz de CiU en el Congreso ha sido el encargado de mantener vivo el puente entre los gobiernos central y catalán, con vista a encontrar una solución que permitiera celebrar la consulta de forma pactada y dentro de la legalidad. Su fracaso en este empeño le llevó a comunicar el pasado día 21 a la dirección de Unió que abandonaba secretaría general del partido. Y ayer, solo tres días después de que Artur Mas reiterara tras entrevistarse con Rajoy que convocará la consulta, a sabiendas de que no la celebrará, Duran anunció públicamente la creación de un movimiento para devolver Cataluña a la «centralidad» que en su opinión se ha perdido en los últimos tiempos.

Además, desveló que ese movimiento echará a andar con unas jornadas en el mes de noviembre, es decir justo después de que se frustre el intento de referendo. Todo hace indicar que, en ese momento, Mas o bien disolverá inmediatamente el Parlamento catalán o bien se abrirá a un gobierno de unidad soberanista, con ERC, que prepare unas elecciones plebiscitarias con la independencia como eje único. Duran i Lleida quiere estar preparado para la etapa que se abra en ese momento y pretende liderar un movimiento transversal que aglutine a todos los sectores catalanistas, que no quieren la ruptura con España, sino un Estado confederal que reconozca a Cataluña como nación.

«Ya hemos empezado a trabajar», aseguró Duran, quien reveló que ya ha mantenido contactos «con gente militante socialista, de otros partidos, profesionales, empresarios comprometidos o gente que trabaja en las parroquias» para asentar los cimientos de esta tercera vía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Duran impulsa un nuevo movimiento catalanista que no rompa con España