¿Quiénes ocuparán los principales altos cargos de la Unión Europea?

Los líderes de los Veintiocho celebran una cumbre en la que nombrarán al Presidente del Eurogrupo, al del Consejo Europeo o al Alto Representante de Asuntos Exteriores


Los líderes de la Unión Europea ya se encuentran reunidos en una cumbre en la que intentarán resolver el enrevesado puzzle de nombramientos en los más altos cargos del Eurogrupo.

Después de que se hiciera oficial la llegada de Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea, todas las miradas están situadas ahora mismo en el cargo más expuesto: el del Alto Representante para la Política Exterior.

Y es que la tarea no resulta del todo sencilla, ya que el organismo debe respetar el equilibrio entre derechas e izquierdas, de los países del Norte y los del Sur, los del Este y los del Oeste, de la importancia de las carteras, y por supuesto de la cantidad de hombres y mujeres.

Presidente del Eurogrupo

Los países miembros de la zona euro necesitaron rápidamente discutir cuestiones específicas a la unión monetaria y coordinar sus posiciones para hablar de una sola voz en la escena financiera internacional.

El club de ministros de Finanzas de la zona euro se creó por lo tanto de manera informal en el año 1997. Progresivamente se institucionalizó. En el 2005 se decidió que uno de los ministros ocuparía además la presidencia del club. Está en debate ahora la creación de una presidencia permanente.

El primer presidente del Eurogrupo fue precisamente el demócrata cristiano luxemburgués Jean-Claude Juncker, que a partir de ahora pasará a ocupar el asiento al frente de la próxima Comisión. Ocupó esta función entre los años 2005 y 2013. Su sucesor, el holandés socialdemócrata Jeroen Dijsselbloem, tuvo comienzos difíciles cuando se puso bajo tutela financiera a Chipre.

Lo podría reemplazar el actual ministro de Economía español Luis De Guindos. Para España esto sería como una recompensa por haber «hecho los deberes» al aplicar un drástico plan de austeridad para su sector bancario. Lo respaldan los partidarios del rigor fiscal, en primer lugar Alemania.

Alto Representante

El Tratado de Lisboa del año 2009 creó el cargo de Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad. El titular es nombrado por cinco años y su función es la de coordinar la política exterior y de defensa de la Unión Europea, una tarea complicada en especial frente a aquellos Estados más celosos por conservar esta prerrogativa nacional.

El Alto Representante es a la vez miembro de la Comisión Europea, con el cargo de vicepresidente, y del Consejo ya que preside las reuniones de ministros de Relaciones Exteriores y asiste a las cumbres de jefes de Estado y de gobierno.

La británica Catherine Ashton fue la primera en ocupar este cargo.

Para sucederla suena el nombre de la ministra de Relaciones Exteriores italiana, Federica Mogherini, pero su falta de experiencia y la posición de Italia, muy favorable a Rusia con respecto a la crisis ucraniana, plantean problemas para su eventual nombramiento. El otro nombre que circula es el de la actual comisaria búlgara de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva, vinculada a los conservadores del Partido Popular Europeo.

El que sea nombrado tendrá una influencia en la tendencia política del presidente del Consejo.

Presidente del Consejo Europeo

El Consejo Europeo, cenáculo de los jefes de Estado y de gobierno de la UE, se encarga de definir las orientaciones y las prioridades políticas.

Lo que antes era un foro informal pasó a ser una institución con un presidente permanente elegido por los Estados miembros por mayoría calificada.

El presidente permanente coordina y preside los trabajos del Consejo, además de fijar la agenda de los encuentros. Junto al presidente de la Comisión representa a la UE. El mandato es por dos años y medio con posibilidad de renovación.

El primero en ocupar este cargo fue el ex primer ministro belga demócrata cristiano Herman Van Rompuy.

Los líderes socialdemócratas, mucho más numerosos en el Consejo que en el 2009 (cuando se creó este cargo), reivindican este cargo para suceder a Van Rompuy, pero no lograron ponerse de acuerdo sobre un nombre. La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, muy moderada y aceptable por los británicos, era una de las que sonaban para este cargo, a pesar de los problemas que planteaba que su país no pertenezca a la zona euro. Sin embargo ha sido ella misma la que rápidamente se ha descolgado de las quinielas al asegurar este miércoles que no es candidata al cargo.

La derecha espera imponer por lo tanto un candidato. Se barajaban este miércoles los nombres del primer ministro conservador irlandés, Enda Kenny, así como el de Valdis Dombrovskis, ex jefe de gobierno letón. También se ha escuchado el del premier holandés, Mark Rutte, o el del ex primer ministro estonio, Andrus Ansip.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

¿Quiénes ocuparán los principales altos cargos de la Unión Europea?