La oposición se rebela contra un decreto «tramposo» que modifica 25 leyes

Efe

ESPAÑA

La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, ya ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional

08 jul 2014 . Actualizado a las 21:05 h.

Todos los grupos de la oposición han denunciado hoy la «burla» y la «cacicada» que supone, a su juicio, la inclusión en el orden del día del pleno del jueves en el Congreso de un decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado viernes que modifica de forma «ilegal» y «tramposa» unas 25 leyes.

A pesar de las protestas de la oposición en una tensa reunión de la Diputación Permanente, el decreto de «medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia» será debatido el jueves en el pleno en aplicación del reglamento de la Cámara, según ha explicado el presidente, Jesús Posada.

Por lo pronto la portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, ya ha anunciado que recurrirá el decreto ante el Tribunal Constitucional al tiempo que ha acusado al Gobierno «de saltarse una nueva línea roja con el abuso de su mayoría absoluta de forma caciquil».

Tras recordar que el decreto, aprobado el pasado viernes por el Consejo de Ministros, consta de 172 páginas, modifica 25 leyes y afecta a competencias de nueve ministerios, Rodríguez ha sostenido que ese «engendro» legislativo «vulnera el respeto institucional y el principio de legalidad». Rodríguez ha arremetido contra la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que ha responsabilizado de la «enorme descoordinación» e «improvisación» del Gobierno en materia legislativa. «Dime de qué presumes y te diré de lo que careces», ha afirmado Rodríguez, que ha expresado su temor de que el Ejecutivo se atreva a modificar la ley electoral también a través de un decreto ley.

Protestas que también han llegado de la Izquierda Plural, que ha avanzado que rompe cualquier tipo de diálogo con el Gobierno sobre las medidas de regeneración democrática ante la «burla» al Parlamento y la «agresión a la democracia» que supone la tramitación exprés de este decreto.

José Luis Centella ha recordado las palabras de Posada en las que apuntó que la tramitación de la ley de aforamiento fue un «poco chapuza» para señalar que el debate de este decreto es «mucho más que una chapuza» porque es «una agresión a la democracia y una vulneración del Parlamento».

«El PP decía que quería un Parlamento más abierto, hoy hemos visto que era mentira y una tomadura de pelo, era solamente una pose», ha denunciado José Luis Centella.

Acusaciones de abuso de poder

En esta misma línea, Josep Sánchez Llibre, de CiU ha acusado al PP de «abusar del poder» y de su mayoría absoluta, con una actitud propia del «caciquismo» y actuando precisamente «en dirección inversa» a la de la regeneración democrática que dice querer impulsar el Gobierno de Mariano Rajoy. Asimismo ha lamentado que los populares no estén siendo «sensibles» con el resto de los grupos parlamentarios, y pretendan debatir en muy poco tiempo y de urgencia un decreto que modifica más de una veintena de leyes, y ha pedido al grupo mayoritario una «reflexión» al respecto.