El Gobierno busca sustituto a Felipe VI en las tomas de posesión en Latinoamérica

Las próximas citas serán en agosto en Colombia y en el mes de enero en Brasil


Madrid / Colpisa

El traspaso de la Corona ha traído aparejado un nuevo problema a la hora de elegir la figura que representará a España en las tomas de posesión de los mandatarios latinoamericanos. Desde 1996 esa función correspondió en exclusiva al príncipe de Asturias. Desde aquel año, don Felipe ha asistido a los relevos de 69 presidentes de República. Sus continuos viajes a ese área geográfica le han servido para tejer una estrecha relación con los dirigentes del otro lado del Atlántico.

Ahora como rey, Felipe VI dejará de asistir a las tomas de posesión, un papel en el que de momento no le puede sustituir la princesa de Asturias, de tan solo ocho años. Así las cosas, el Gobierno debe decidir quién le suplirá al frente de las delegaciones españolas que se desplacen a estos actos. La tarea es delicada ya que España aspira a mantener representaciones del más alto nivel para saludar a los nuevos dirigentes latinoamericanos.

De momento, en círculos diplomáticos se baraja que la tarea se pueda repartir entre el presidente del Gobierno y la vicepresidenta entre los países más importantes, y el ministro de Asuntos Exteriores para los de menor rango.

Otro alto cargo que podría desempeñar de forma eventual esta función sería el presidente del Congreso, tercera autoridad del Estado. Jesús Posada ya encabezó la misión española que acudió a la toma de posesión del presidente venezolano Nicolás Maduro, una ceremonia a la que el Gobierno no quiso enviar a don Felipe debido el clima de violencia generado por la estrecha victoria electoral del sucesor de Hugo Chávez.

Relevo temporal

Mientras se resuelve la situación, a la primera de estas citas ha acudido el jefe del Ejecutivo. Mariano Rajoy asistió el lunes a la proclamación de Juan Carlos Varela como presidente de Panamá. En este caso la importancia del viaje del presidente del Gobierno no solo venía motivada por la tradicional cortesía hacia el nuevo mandatario. Rajoy quiso desplazarse en persona al país centroamericano, la segunda vez que lo hace en menos de un año, después del conflicto entre el Gobierno panameño y la empresa española Sacyr acerca de los sobrecostes de la ampliación del canal.

También ha aprovechado el viaje para asistir en Antigua y Barbuda a la cumbre de los jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad del Caribe (Caricom), donde el jefe del Ejecutivo intentó sumar apoyos para la candidatura española a ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La próximas tomas de posesión de presidentes latinoamericanos serán las del colombiano Juan Manuel Santos, el 7 de agosto, y la del nuevo presidente brasileño el 1 de enero. Para entonces se espera que el Gobierno ya haya decidido quien sustituirá a Felipe VI en estas citas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Gobierno busca sustituto a Felipe VI en las tomas de posesión en Latinoamérica