Madina reabre el debate en el PSOE al apoyar una consulta legal en Cataluña

«A mí la participación no me da miedo», dice el aspirante a líder socialista


Madrid / La Voz

Eduardo Madina ha reabierto un debate muy sensible que los socialistas habían dado ya por zanjado. Y lo hace en plena crisis del PSC, fracturado entre federalistas y soberanistas, tras la dimisión de Pere Navarro. El aspirante que parte con ventaja, según las primeras encuestas, para ser el nuevo secretario general del PSOE aseguró ayer que vería bien una consulta en Cataluña siempre que sea legal, una posición cercana a la que mantienen los socialistas catalanes desde el 2012. «Si hay posibilidades de pacto dentro de la legalidad me parece bien», afirmó. Una declaración que contrasta con la que expresó de forma contundente Alfredo Pérez Rubalcaba cuando rechazó, en el debate que se celebró en abril en el Congreso, una consulta sobre la independencia en Cataluña: «No se pregunta a unos pocos sobre algo que tiene que decidir todo el mundo».

«A mí la participación no me da miedo, pero tiene que ser legal», insistió Madina. En todo caso, el diputado vasco hizo suya la propuesta oficial de su partido, es decir una «reforma seria» de la Constitución -que, dijo, «no está escrita en mármol»- en el ámbito territorial que «federalice plenamente» el país. Madina señaló que en Cataluña «solo hay salida desde una propuesta que apuntale la convivencia» y de ruptura. Pero, al mismo tiempo, señaló que «las leyes están para ser cambiadas en función de las voluntades expresadas por los ciudadanos», porque «la democracia es dinámica».

En el año 2000 Madina, entonces secretario de política institucional de la Juventudes Socialistas de Euskadi, abogó por el derecho del País Vasco a una consulta para decidir su futuro.

Aparte del asunto catalán, señaló que el PSOE tiene que recuperar un «espacio propio sin complejos, ni a la derecha, ni a la izquierda, ni al centro, ni a ningún lado» para volver a ser el «partido de izquierdas que alcanza mayorías». No cerró la puerta al debate entre monarquía y república, aunque lo remitió a futuras reformas constitucionales.

Otro de los aspirantes, el diputado Pedro Sánchez, dijo que en una escala de 1 a 10, en la que 1 es la extrema izquierda y el 10 la extrema derecha, el PSOE y él, personalmente, se sitúan en el 4,5, y no es necesario que su partido vaya «más a la izquierda ni más al centro», porque «tiene su espacio propio», que es el de la defensa de la democracia, de la igualdad y de las libertades. Alberto Sotillos, que también opta a la secretaría general al frente de Socialismo Democrático, un grupo de militantes de base que pretende constituirse como corriente interna del PSOE, explicó que su proyecto plantea la apertura de un proceso constituyente y la «refundación inmediata» del partido. Sotillos, que presentó su candidatura en Puerta del Sol, criticó que tanto Madina como Sánchez han tenido la oportunidad de «hacer lo que hoy proponen» y no lo hicieron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Madina reabre el debate en el PSOE al apoyar una consulta legal en Cataluña