Don Juan Carlos y doña Sofía no acudirán a la recepción del rey Felipe VI

La infanta Cristina no estará en ninguno de los actos y Zarzuela dice ignorar si viajará a España

;
Madrid se engalana para la proclamación Ana Botella invita a los madrileños a que coloquen la bandera de España en los balcones

Madrid / La Voz

La Casa Real, el Gobierno y las Cortes tienen ya prácticamente cerrado el complicado protocolo de los actos de abdicación de don Juan Carlos y de proclamación del nuevo rey Felipe VI, que se celebrarán «con la solemnidad y la dignidad que requieren unos acontecimientos históricos», pero también con los «criterios de austeridad que recomiendan los tiempos que corren», según aseguraron ayer fuentes de la Zarzuela y de Moncloa. Y, entre los detalles que ya se conocen, destaca el hecho de que don Juan Carlos no solo no vaya a asistir a la proclamación de su hijo en el Congreso, sino tampoco a la recepción que los futuros reyes don Felipe y doña Letizia ofrecerán en el Palacio Real y a la que está prevista la asistencia de más de dos mil invitados. La reina doña Sofía tampoco estará en la recepción, aunque sí en la proclamación de Felipe VI como rey. Según explicaron ayer fuentes de la Zarzuela y de Moncloa, el objetivo es que don Juan Carlos asuma todo el «protagonismo» durante el acto de abdicación que se celebrará mañana y don Felipe el de la proclamación el próximo jueves, aunque los príncipes de Asturias sí acudirán a la firma de la abdicación del rey en el Palacio Real.

Quienes no estarán en ninguna de las dos ceremonias serán la infanta doña Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin, que han quedado completamente excluidos del programa, hasta el punto de que las fuentes de la Casa Real consultadas ni siquiera confirmaron que la infanta se vaya a desplazar a España durante esta semana. A la sanción y promulgación de la abdicación de don Juan Carlos, que se llevará acabo en el Salón de Columnas del Palacio Real en un acto «corto, pero solemne», según Zarzuela, asistirán cerca de 170 invitados, entre los que se encuentran los padres de la Constitución todavía vivos, así como los expresidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, que deberán confirmar ahora si desean o no asistir. Están invitados también todos los presidentes de comunidades. El lendakari Íñigo Urkullu ya ha anunciado que no asistirá al acto de abdicación, aunque sí lo hará al de proclamación de Felipe VI. Y lo mismo podría hacer el catalán Artur Mas, ya que mañana se encontrará todavía de viaje en Estados Unidos.

A la abdicación están invitados representantes de todos los poderes del Estado, así como el nuncio del Vaticano, que acudirá como representante de todo el cuerpo diplomático acreditado en España. Además de los reyes y los príncipes de Asturias, asistirán al acto la infanta Elena y las hermanas de don Juan Carlos, doña Pilar y doña Margarita, pero no estará presente ningún miembro de la familia de doña Letizia. Ni a la abdicación ni a la proclamación acudirán invitados ni jefes de Estado extranjeros. Don Juan Carlos no pronunciará ningún discurso después de firmar la sanción de la ley de abdicación, aunque sí habrá algún «gesto» hacia su hijo don Felipe, como podría ser una inclinación de la cabeza, según explicaron fuentes de Zarzuela. Antes, un miembro del Gobierno dará lectura al texto de la ley.

Desfile

Saludo desde el Palacio Real. Aunque don Juan Carlos y doña Sofía no estarán el jueves en la recepción que ofrecerá el rey Felipe VI, sí está previsto que salgan a saludar junto a los nuevos reyes y sus hijas, doña Leonor y doña Sofía, desde un balcón del Palacio Real una vez que estos culminen el desfile que protagonizarán por las calles de Madrid, ya como monarcas, y que les llevará desde el Congreso hasta la plaza de Oriente. Será este el único momento del día en el que podrá verse a los nuevos reyes junto a sus padres. Don Felipe y doña Letizia llegarán al Palacio Real en un Rolls Royce que, en principio, se prevé que sea cubierto, pese a la buena previsión meteorológica para el jueves. En total, el recorrido durará cerca de 40 minutos. Los portavoces de la Zarzuela consultados ayer no especificaron desde donde presenciará don Juan Carlos la proclamación de su hijo ni qué harán él y doña Sofía tras saludar desde el balcón junto a los nuevos reyes de España.

Más de dos mil invitados

Familiares de doña Letizia. La lista de invitados a la recepción en el Palacio Real tras la proclamación de Felipe VI supera las dos mil personas y no está cerrada todavía. A esta ceremonia sí asistirán familiares de doña Letizia, aunque Zarzuela no tiene todavía confirmados quiénes estarán. No está previsto aquí ningún discurso del nuevo rey, que saludará en el besamanos junto a doña Letizia a todos los asistentes al acto.

Imposición del fajín

Capitán general. Antes de la ceremonia de proclamación del nuevo rey Felipe VI se llevará a cabo en el palacio de la Zarzuela la imposición del fajín de capitán general por parte del rey don Juan Carlos I al rey don Felipe VI. El acto mucho más reducido que los del resto del día, tendrá lugar a las 9.30 horas. Media hora después, don Felipe y doña Letizia partirán en automóvil hacia el Congreso de los Diputados junto a su hija Leonor, que ya entonces será princesa de Asturias, y la infanta doña Sofía.

Llegada al Congreso

Saludo. A su llegada al Congreso, los nuevos reyes recibirán honores de los tres ejércitos y serán saludados desde la Puerta de los Leones por los presidentes del Congreso y el Senado. A continuación, se abrirá la sesión conjunta de las Cortes Generales, en la que estarán presentes los diputados y senadores, todos los miembros del Gobierno, presidentes de comunidades autónomas y resto de autoridades.

Proclamación

Juramento. El rey jurará fidelidad a la Constitución, así como desempeñar fielmente su cargo. Antes de que Felipe VI pronuncie su primer discurso, sonará el himno nacional y el presidente del Congreso, Jesús Posada, pronunciará unas «breves palabras», según especificaron ayer fuentes oficiales. La intervención de don Felipe, en la que se lleva trabajando «mucho tiempo», según explicó ayer un portavoz de la Casa Real, tendrá un hondo contenido y en ella se esbozarán las líneas maestras de los objetivos que el nuevo rey se marca para su mandato. Al acto asistirán la princesa de Asturias, doña Leonor, la infanta doña Sofía, la reina doña Sofía, la infanta Elena y las hermanas de don Juan Carlos, doña Pilar y doña Margarita. Los familiares de la futura reina Letizia que asistan a la proclamación ocuparán también un lugar destacado en la tribuna, aunque este está por concretar todavía.

Entrada en vigor

Publicación en el BOE. La proclamación de Felipe VI como nuevo rey de España no precisará de la aprobación de una nueva ley ni decreto por parte del Gobierno, según explicaron portavoces oficiales. Una vez que el rey Juan Carlos sancione mañana con su firma la ley orgánica de su propia abdicación tras el visto bueno hoy del Senado, solo restará su publicación en el Boletín Oficial del Estado, prevista para las cero horas del jueves 19. A partir de ese momento, y antes por tanto de su proclamación oficial en el Congreso en sesión conjunta de las Cortes, Felipe VI será ya nuevo rey de España y su hija doña Leonor pasará también automáticamente a convertirse en princesa de Asturias.

Último acto de los reyes

Almuerzo con los poderes del Estado. El último acto de los reyes Juan Carlos y Sofía antes de la abdicación tendrá lugar hoy con el almuerzo que ofrecerán en el palacio de la Zarzuela para despedirse de los máximos representantes de los poderes del Estado, tanto del Ejecutivo como del Legislativo y del Judicial, según confirmaron en la Casa del Rey. Al almuerzo asistirán el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el presidente del Congreso, Jesús Posada; el del Senado, Pío García-Escudero; el del Tribunal Supremo y del Consejo del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes; y el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos.

Seguridad

Prohibidas todas las manifestaciones. La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido dos manifestaciones y dos concentraciones que habían sido comunicadas por distintos colectivos para el próximo jueves coincidiendo con la proclamación de Felipe VI. Los responsables de Interior las consideran incompatibles con la seguridad de los actos de la proclamación y estima que suponen un riesgo «cierto». Una de las marchas era a favor de la III República y otra para protestar por los recortes en Educación. La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, explicó que las concentraciones solicitadas no se habían autorizado «por un elemental ejercicio de prudencia y seguridad», ya que sería «completamente incompatible con las medidas de seguridad necesarias para llevar a cabo con normalidad los acontecimientos previstos». Interior movilizó ya desde el día de ayer a un total de 4.300 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 2.672 guardias civiles para reforzar la seguridad en Madrid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Don Juan Carlos y doña Sofía no acudirán a la recepción del rey Felipe VI